Detenidos en Madrid los tres presuntos autores de un robo de material médico
Agentes de la Policía Nacional han detenido a los tres presuntos autores del robo de material médico especializado valorado en 250.000 euros.

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal que se dedicaba al robo de material médico especializado y que había sustraído en el Hospital de Sagunto (Valencia) instrumentos por valor de 250.000 euros. Los tres presuntos autores del robo fueron detenidos en Madrid.

Los miembros de la banda fueron arrestados en la capital de España el mismo día en el que se produjeron los hechos en el hospital valenciano. Así, se pudo recuperar todo el material que había sido sustraído.

Estas detenciones se enmarcan dentro de la macrooperación que está siendo desarrollada en toda Europa y que está coordinada por Europol. Esta se encuentra centrada en la investigación de este tipo de organizaciones delictivas que, con sus robos de material médico, han supuesto unas pérdidas económicas que ya superan los 60 millones de euros.

Este grupo criminal operaba en células itinerantes de entre tres y seis miembros. Se dedicaban a viajar por diferentes países del viejo continente para robar endoscopios. Tras su robo, se enviaban a Sudamérica, principalmente a Colombia.

Una vez en Colombia, el material recogido por parte de otros miembros de la organización se ponía de nuevo en venta, tanto a través de Internet como mediante diferentes empresas. El destino del material médico era Estados Unidos e incluso de otros países Europeos.

MÁXIMA ESPECIALIZACIÓN Y PLANIFICACIÓN

La investigación dio comienzo una vez que los agentes pudieron constatar la existencia de varios grupos que, de forma organizada, centraban su actividad en la presunta sustracción de material médico especializado, principalmente de endoscopios. Estos tienen un gran valor en el mercado, cifrado entre 12.000 y 20.000 euros.

Además, se pudo detectar que la organización se dedicaba a enviar el material que había sustraído con rumbo a Sudamérica vía paquetería, siendo Colombia el destino principal de sus envíos.

Tras las correspondientes pesquisas, la Policía Nacional observó que se trataba de una organización que operaba a nivel internacional. Esta se encontraba compuesta por diferentes grupos itinerantes cuyo ámbito de actuación se extendía por diferentes países de la Unión Europea. Sus actuaciones, hasta el momento, se han centrado en España, Portugal, Alemania, Francia y Dinamarca.

La internacionalización de las actividades ilícitas de la banda hizo que, gracias a los diferentes mecanismos de cooperación internacional y la colaboración de Europol, se pudiese identificar este fenómeno que desde 2013 ha afectado a más de una docena de países de la Unión Europea.

La organización criminal se especializó en el robo de material médico en hospitales, centros de salud y policlínicas. Según las estimaciones de los agentes, el perjuicio aproximado de las sustracciones de la banda han superado los 60 millones de euros. Además, más allá del propio robo de los objetos, los robos supusieron un gran perjuicio para la población al tener que interrumpir tratamientos en los hospitales que han sido objeto de los robos.

CÉLULAS ITINERANTES

Tras llevar a cabo diferentes gestiones, los investigadores comprobaron que se trataba de una organización que actuaba mediante células itinerantes. Estas se encontraban compuestas por entre tres y seis miembros que se desplazaban por todo el continente.

Los miembros del grupo delictivo se hospedaban en alojamiento alquilados, en ocasiones durante largos periodos de tiempo de hasta seis meses. También utilizaban vehículos de alquiler en sus desplazamientos, con los cuales recorrían miles de kilómetros para llegar a los lugares en los que cometían sus robos.

La gran mayoría de estas células se encontraban integradas por ciudadanos colombianos, quienes portaban documentación falsa. De esta manera, buscaban eludir las posibles prohibiciones de entrada en territorio Schengen por haber cometido otros delitos similares en territorio de otros países miembros.

En el pasado mes de febrero se desarrolló la primera fase de la operación. Esta concluyó con el desmantelamiento de la célula que operaba en Europa, con seis personas detenidas de forma simultánea. Cuatro de sus miembros fueron arrestados en Dinamarca y dos en España. A estos se les sumaron otras dos nuevas detenciones en el pasado mes de septiembre.

Detenidos en Madrid los autores de un robo de material médico en el hospital de Sagunto
Los autores del robo fueron arrestados en Madrid el mismo día que se produjeron los hechos. Se pudo recuperar todo el material sustraído, que consistía en 14 ecógrafos y dos endoscopios.

DESARTICULACIÓN DE UN GRUPO CRIMINAL QUE ACTUABA EN EL LEVANTE ESPAÑOL

Los agentes de la Policía Nacional detectaron la presencia de un nuevo grupo criminal que se encontraba operando en España, concretamente en la zona del Levante. Tras las correspondientes investigaciones, se pudo acreditar cómo los ahora detenidos en Madrid accedían a diferentes hospitales de la costa levantina. Para ello, adoptaban fuertes medidas de seguridad, lo que les hacía proteger su identidad.

En algunas ocasiones, los presuntos autores de los robos ocultaban su rostro para evitar que se les pudiera reconocer. Este caso es el de una de las detenidas, que cubría su cabeza con un pañuelo a modo de velo islámico, logrando así ocultar la mayor parte de su rostro.

Con estas visitas a los centros hospitalarios buscaban realizar un análisis y estudio previo de los mismos. De esta forma, evaluaban las medidas de seguridad de cada uno de ellos, tales como la existencia de cámaras de vídeovigilancia o la presencia de vigilantes. También buscaban la localización de los accesos a las salas en las que se guardaba el material que buscaban sustraer.

En función de su estudio y de otros factores, como la afluencia de pacientes, determinaban un lugar y una fecha para perpetrar sus robos. Así trataban de minimizar los riesgos a la hora de realizar su actividad delictiva.

El día elegido para cometer el robo, los detenidos en Madrid acudieron al hospital de Sagunto (Valencia) con elementos de disfraz para pasar desapercibidos. Para ello utilizaron gorras y el ya mencionado pañuelo que simulaba ser un velo islámico. También hicieron uso de unas maletas de viaje, las cuales utilizaron para ocultar el material médico sustraído. De esta manera, pudieron abandonar el centro sin levantar sospechas.

DETENCIÓN EN MADRID EL MISMO DÍA DEL ROBO

Los tres detenidos llevaron a cabo la comisión del robo en el Hospital de Sagunto (Valencia) tras romper las puertas de acceso a las áreas de Exploración Neumológica, Neurofisiología y Endoscopia. También inutilizaron los sistemas de alarma, para lo cual arrancaron las cámaras de vídeovigilancia que estaban instaladas. La finalidad era evitar su identificación.

Una vez en el interior, se apoderaron de 14 ecógrafos y dos endoscopios, un material médico cuyo valor total asciende a los mencionados 250.000 euros. Con este material en sus maletas consiguieron abandonar el hospital.

Sin embargo, gracias a la coordinación de la policía y una rápida intervención por parte de los agentes de la Policía Nacional, los presuntos autores del robo fueron detenidos horas más tarde en Madrid. El material robado fue recuperado en su totalidad.

Tras estas detenciones, la investigación continua abierta. No se descartan nuevas actuaciones en el marco de la operación coordinada por Europol con el objetivo de desmantelar completamente todas las estructuras de la organización.

Comentarios