La ministra de Justicia, Dolores Delgado, bromea en el Congreso junto al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska. Foto: Twitter.

Dolores Delgado tiene pocas opciones de seguir en el Ejecutivo, siempre que Pedro Sánchez logre articular una mayoría parlamentaria suficiente para ser investido. La relación de la ministra de Justicia con el comisario jubilado José Manuel Villarejo le ha pasado factura y todos en el partido ya dan por hecho que Delgado no seguirá al frente del Ministerio. Los candidatos que más posibilidades tienen para suceder a la socialista son, por un lado, el magistrado Juan Carlos Campo y, por otro, el actual ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Juan Carlos Campo es quien más gusta dentro del partido para estar al frente del Ministerio de Justicia. Conoce la casa, es socialista y su trayectoria como magistrado es intachable. Incluso últimamente ha recibido algún que otro reconocimiento que no hace más que incrementar sus posibilidades de sentarse en el Consejo de Ministros; pues el Comité Ejecutivo del Consejo General de Procuradores Españoles ha acordado por unanimidad conceder el premio Excelencia y Calidad al magistrado.

Campo lleva años en la magistratura. Mientras ejercía como juez de la Audiencia Provincial de Cádiz fue nombrado director general de las Relaciones con la Administración de Justicia por la Junta de Andalucía. Fue ahí cuando dio el salto a la política de la mano de los socialistas y desde entonces ha permanecido en el partido. Entre el año 2001 y 2009 fue vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a propuesta del PSOE y también ha sido secretario de Estado del Ministerio de Justicia durante el Gobierno de Zapatero, por lo que también es un gran conocedor de cómo funciona esta cartera.

Podemos Iglesias

En Podemos ya no hablan de negociación con el PSOE, sólo de contactos

La temperatura de la relación entre Podemos y PSOE ha bajado significativamente. En las filas del partido de Pablo Iglesias no se habla de negociación con los socialistas, sino de meros contactos. Los temores de Podemos a que el PSOE se apoye en la abstención de Ciudadanos para facilitar la investid...

Nadie dentro de la sede de Ferraz niega que sea un candidato con muchas posibilidades para sustituir a Dolores Delgado. Todos le conocen y reconocen que su nombramiento disiparía todo tipo de polémica en un Ministerio tan importante como el de Justicia. Pero no solo Campo es el candidato a heredar esta cartera, ya que fuentes del PSOE apuntan a que Sánchez está barajando mover ficha en Interior y trasladar a Grande-Marlaska a Justicia.

Marlaska, juez de profesión, también está sobre la mesa. Pero no para salir del Ejecutivo, sino para cambiar de cartera. De ser así, el ministro de Interior dejaría un ministerio de Estado para coger otro. Según señalan estas fuentes, el presidente del Gobierno quiere al magistrado al frente de Justicia. Pero esta opción ha perdido fuerza tras la gestión que realizó el ministro de Interior con los disturbios en Cataluña, con la cual Sánchez está muy satisfecho, ya que evitó la mala imagen de la policía y consiguió retratar el movimiento independentista como algo violento.

La opción de Marlaska como ministro de Justicia gusta. Pero la gestión del ministro de Interior al frente de esta cartera en los últimos meses ha sido impecable, según indican desde el PSOE. De esta manera, lo que antes era una opción con peso, ahora ha perdido fuerza en beneficio de Juan Carlos Campo.

Lo que sí está claro es que Delgado no seguirá al frente del ministerio de Justicia. Su último gran acto como representante del Gobierno lo hizo durante la exhumación de Franco. Un “honor” que muchos dentro del partido consideran parte de la despedida de la ministra del Consejo.

Iglesias y Montero

Tú a Vallecas y yo a Galapagar

“¿Entregarías la política económica del país a quien se gasta 600.000€ en un ático de lujo?”, se preguntó en 2012 Pablo Iglesias. La respuesta retórica era no. Pero si en vez de un ático, fuese un chalet, el criterio cambia. Al menos para el dirigente de Unidas Podemos. El líder de la formación mora...

Dolores Delgado tuvo relación con el excomisario Villarejo. Y fue este medio quien desveló las grabaciones del ya encarcelado expolicía. En ellas, se escuchaba a Delgado hablar sobre su compañero de Gobierno, sobre quien ahora suena para sustituirla en Justicia. Y para referirse a él, lo hizo de una forma un tanto despectiva: “Marlaska es maricón”, comentó la entonces fiscal. Esto generó un terremoto en el Gobierno que dejó en el aire la destitución de Delgado. Pero el hecho de que ya hubieran dimitido dos ministros del Ejecutivo de Sánchez (Máxim Huerta de Cultura y Carmen Montón de Sanidad) frenó la dimisión de la representante de Justicia.

Ahora Sánchez quiere formar un nuevo Ejecutivo libre de toda polémica, pero para ello necesita tejer una mayoría necesaria que le lleve a renovar su cargo. Algunos de los ministerios se cederán a Unidas Podemos, pero lo que sí ha dejado claro es que algunos de ellos, como Defensa, Transición Ecológica, Interior o Justicia, permanecerán bajo el amparo socialista. Y, por tanto, los nombres que se barajarán para ocupar dichos asientos serán del PSOE.

Entre las carteras que sí dejarán de ser socialistas, están Igualdad y Trabajo. Además de la vicepresidencia que ostentará el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. Luego, desde la formación morada aseguran que las carteras que gestionarán serán más. Algo proporcional al número de diputados que aportan a la investidura. Por lo que rondarán entre los cuatro y los seis ministerios.

 

Comentarios