Martinez-Almeida Vox
José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid. Foto: Flickr.

Vox sigue siendo la primera opción del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, para aprobar sus presupuestos 2020. PP y Ciudadanos, socios de gobierno, continúan las negociaciones con el partido de extrema derecha para cerrar las cuentas del próximo año. Y, aunque no han declinado oficialmente la propuesta de apoyo de Más Madrid, han vuelto a señalar su preferencia de llegar a acuerdos con el partido de Rocío Monasterio.

La formación municipal de Íñigo Errejón ha lanzado una oferta de última hora para acorralar al líder regional: o con nosotros o con “la ultraderecha”. La agrupación, capitaneada por Rita Maestre, ha lanzado un listado de seis puntos claves para llegar a acuerdos con Martínez-Almeida y así evitar que necesiten negociar con Vox algunos aspectos de los mismos. 

Esta proposición, sin embargo, parece que no va a trascender más allá del papel. Fuentes municipales aseguran que es “complicado” que pudiera llegar a buen puerto. El PP no está inclinado a aceptar estos requisitos de Más Madrid y no tienen previsto dejar las negociaciones con Vox, que van por buen camino. Estas mismas fuentes insisten en que “por qué es peor pactar con Vox que hacerlo con quien amparó a los independentistas en Madrid, no respalda la democracia en Venezuela, apoya y son okupas activos, entre otras.”

Almeida vecinos

Partido Popular y Vox: peleas mediáticas, pactos firmes

No ha llegado la sangre al río. La relación institucional entre Partido Popular y Vox marcha viento en popa, aunque esta última semana se haya ejemplificado lo contrario. Ambas formaciones están condenadas a mantener el decoro, en pro de los acuerdos de gobernabilidad que tienen alcanzados en varios...

Unos argumentos que el propio alcalde de Madrid también ha esgrimido. “Por qué es de peor calidad Vox que la extrema izquierda”, se preguntaba el regidor en declaraciones al programa Más Vale Tarde. Martínez-Almeida arremetía duramente contra el mandato de Manuela Carmena, preguntándose qué “por qué tienen más legitimidad aquellos que dieron un espectáculo vergonzante durante la legislatura pasada, donde dieron apología de delincuentes” o quienes trajeron a los líderes independentistas a Cibeles para “hablar de su referéndum que derivó en ese golpe de la democracia del 1-O.”

El líder municipal mostró su descontento con los calificativos que normalmente se le atribuyen a los dirigentes de Vox e insistió en que con la “extrema izquierda”, se produce “un blanqueamiento”. “Cuando uno ve la trayectoria de Íñigo Errejón se plantea si es de verdad una voz autorizada para hablar de cuáles quiera cuestiones por la defensa de los derechos y las libertades”, apostilló. 

EL GUANTE DE MÁS MADRID A MARTÍNEZ-ALMEIDA

Todo apunta a que el equipo municipal, formado por PP y Ciudadanos, seguirá negociando para conseguir el apoyo de Vox, con quien ya ha mostrado su buena sintonía en otras ocasiones. La fuentes consultadas ven poco factible que el regidor ceda ante Más Madrid. La formación había redactado y presentado un documento en el que especifica seis puntos indispensables para alcanzar consenso y sacar adelante unos presupuestos sin concesiones ni dependencia del partido de Santiago Abascal.

La primera es poner en marcha políticas que recuperen “la cohesión y el reequilibrio territorial”, con el objetivo de conseguir un margen de mejora para aquellas zonas más vulnerables. La siguiente propuesta va destinada a la movilidad sostenible, clave para enfrentar el cambio climático. Para lograrlo plantean la introducción de un autobús que conecte distritos lejanos o ampliar Madrid Central a barrios colindantes.

Vox

Aumentan los actos de odio hacia los colectivos que Vox critica

Los actos violentos hacia menores extranjeros no acompañados –conocidos como MENAS– y las mujeres han ido en aumento en los últimos meses. Centros que luchan contra la violencia de género o acogen a estos menores han sufrido diferentes ataques, algunos de ellos incluso con intención de provocar muer...

La lucha contra la violencia de género ocupa un lugar importante. Más Madrid pide que haya “un avance en la implementación de la red de atención a la violencia machista”. Algo que podría hacerse, por ejemplo, aumentando los servicios de acogida de víctimas que han sufrido esta lacra así como a sus hijos. En ese documento también se exige el compromiso a no privatizar más servicios públicos, a terminar con los vertidos en Valdemingómez o un plan de reforma del sureste de la ciudad.

Sin embargo, estas propuestas no dejarán de ser eso, propuestas. El PP no va a ceder ante el expartido de Carmena, cuyo mandato criticaron con fervor. Los populares prefieren llegar a un entendimiento con Vox, a pesar de las últimas tiranteces. Con los de Ortega Smith ya han llegado a otros acuerdos previamente y se sienten bastante cómodos. Gracias a una agitada negociación con los ultraderechistas, Martínez-Almeida consiguió la alcaldía en la capital. Y también se han consumado otras alianzas como en la Comunidad de Madrid, Murcia o en Andalucía, donde precisamente los presupuestos ya están blindados por las tres derechas.

PRESUPUESTOS EN ANDALUCÍA, EL PRECEDENTE

El Gobierno andaluz fue el primero que unió a los tres partidos a la derecha y tras un año de legislatura todo funciona a la perfección. PP y Ciudadanos han llegado a un acuerdo con Vox para aprobar las cuentas del año 2020, algo que podría servir de precedente para otros territorios que se enfrentan a la misma situación. 

Los presupuestos andaluces aún no se han votado, pero tanto PP y Ciudadanos como Vox ya han dado su visto bueno a los mismos. Algunas de las premisas que se introducen, por ejemplo, son una reducción de impuestos. Esta fue una de las reivindicaciones que el partido de Abascal ha pedido desde su llegada a las instituciones y también será otra de las exigencias que lleven a la mesa negociadora de Madrid. Algo que el alcalde madrileño ya ha dicho que llevará a cabo.

Comentarios