El tren de vida de Irene Montero y Pablo Iglesias, ministra de Igualdad y vicepresidente segundo del Gobierno respectivamente, ha suscitado continuas críticas incluso entre parte de sus votantes y afiliados. La presión ha llegado a tanto, que han acabado denunciado la situación en los tribunales, a raíz de las continuas protestas de ciudadanos en la puerta de su casoplón de Galapagar.

Pues con el nuevo sistema salarial de Podemos parece que la cosa no se va a calmar, porque Montero e Iglesias, en plena crisis económica provocada por la pandemia, van a poder duplicar su sueldo hasta los 5.648 euros.

Podemos con esta medida se equipara aún más con la ‘casta’ que tanto repudiaba. Pero hay muchos matices. El principal es que en realidad los diputados del partido no van a salir ganando. Con el nuevo sistema de limitación salarial y donaciones obligatorias aprobado beneficiará a los altos cargos como Irene Montero y Pablo Iglesias, presidentes de comisión y miembros del partido que estén en la Mesa del Congreso. Es decir, se instaura una especie de sistema de élites o grados donde unos tendrán más privilegios que otros.

Adiós al famoso límite salarial, pero no todos ganan

Este documento ha eliminado la limitación a tres veces el salario mínimo interprofesional que obligaba a todos los cargos electos de Podemos a donar el resto a una organización no gubernamental. Ahora se ha sustituido por una donación de un porcentaje de su salario neto al propio partido, que será quien elija el destinatario final, no a la ONG que prefiera el donante.

Estas nuevas normas se aprobaron durante la Tercera Asamblea Ciudadana Estatal de Podemos, donde Pablo Iglesias volvió a ser nombrado automáticamente secretario general del partido y que llevaba entre otras estas nuevas medidas salariales. Sin embargo, con el nuevo sistema algunos cargos de la formación morada salen perdiendo, mientras que Montero e Iglesias duplicarán su sueldo. ¿Por qué? Porque han distinguido claramente entre cargos digamos normales o rasos y otros con mayores “responsabilidades” y “exposición pública”.

Pablo Iglesias e Irene Montero

A Montero e Iglesias le salen los números

Y de qué manera. Con las donaciones obligatorias, los miembros de un Gobierno estatal, autonómico o municipal, tendrán que donar obligatoriamente el 15% de su salario. Por su parte, los secretarios y subsecretarios de Estado, los viceconsejeros autonómicos, los directores o los subdirectores generales entregarán entre un 15% y un 35%. Y por último, los cargos electos con dedicación exclusiva entre un 20% y un 50%, y los cargos electos que cobren por debajo de 40.000 euros brutos anuales, un 5%.

En términos concretos: los más beneficiados serán Irene Montero y Pablo Iglesias. Veamos cómo y por qué: hasta ahora los tres SMI suponían un tope salarial de de 2.850 euros. Sin embargo, ahora, como miembros del Gobierno que son podrán quedarse el 85% de su mensualidad neta y ceder el 15% a Podemos. Esto se traduce en que Iglesias y Montero, que ingresan 6.645 y 6.238 euros respectivamente al mes, podrán quedarse con 5.648 y 5.302 euros mensuales cada uno. Prácticamente el doble que con la regla anterior que, en realidad, hacía tiempo que se había dejado de cumplir.

Pero no son los único beneficiados del partido, gracias a los nuevos gradientes en cuanto a donaciones. Así, también han salido ganando con el cambio por ejemplo los secretarios de Estado de Podemos. Entre ellos, el de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, la de Agenda 2030, Ione Belarra, o la de Igualdad, Noelia Vera.

De todas formas, en la actualidad ninguno de los diputados del partido Podemos que forman parte del grupo parlamentario de Unidas Podemos son lo que podría llamarse diputados rasos. Dos de ellos ocupan puestos en la Mesa del Congreso, otros dos portavoz y portavoz adjunta en la Cámara y el resto son, o bien presidentes, vicepresidentes o portavoces del grupo en alguna de las comisiones constituidas en la Cámara.