El grupo municipal de Más Madrid ha planteado al resto de formaciones con presencia en el Palacio de Cibeles una declaración institucional por “la unidad, la democracia y la paz” porque “todas las formas de protesta son legítimas mientras sean pacíficas y no pongan en riesgo la salud de los demás pero no es el momento ahora de que unos vecinos se echen en cara las ideologías o posturas políticas” porque es algo que “aporta poco a la situación” generada por el coronavirus.

Así lo ha explicado en un audio la portavoz mediática de Más Madrid, Rita Maestre, que ha detallado que la declaración podría llegar al Pleno del próximo 29 de mayo. “En un momento de crisis nacional es necesario, más que nunca, apartar las diferencias y unir esfuerzos. Es el momento de apoyar al personal sanitario, fuerzas y cuerpos de seguridad, trabajadoras y trabajadores públicos y privados y a todas y todos los que generosamente han sostenido y cuidado al país”, ha alegado la edil.

Creen que los grupos políticos deben dar el mejor ejemplo a la ciudadanía porque en una situación de incertidumbre y de dificultad “no se pueden hacer bandos”. El texto, consultado por Europa Press, indica que la pandemia “no ha difuminado las diferencias ideológicas entre nosotros, que se expresan legítimamente en las elecciones y en las distintas formas de protesta recogidas por la sociedad y el ordenamiento jurídico”.

Apartar diferencias y unir esfuerzos

“Pero en momentos de crisis nacional hace falta más que nunca apartar las diferencias y unir esfuerzos”, recoge la propuesta, que continúa afirmando que si su deber como partidos es “defender la libertad de expresión, también lo es promover los valores de convivencia democrática por cauces pacíficos que no alienten al enfrentamiento y a la descomposición social”.

El texto termina con un llamamiento “a la paz y a la convivencia” porque “toda manifestación de protesta es legítima mientras se exprese pacíficamente y en condiciones de seguridad ante la crisis sanitaria”, esto es, “toda alteración de la convivencia democrática en las calles debe ser rechazada.

También se llama a la unidad porque “es la hora de sumar esfuerzos, no de divisiones partidistas”, y a la solidaridad, “como demuestra el ejemplo de miles de vecinos que voluntariamente están poniendo a disposición de las personas más vulnerables sus recursos, su tiempo y su esfuerzo”.

Comentarios