podómetro

Los podómetros reciben igualmente el nombre de cuentapasos. Poseen un tipo concreto de sensor, en su parte interior, diseñado para detectar los movimientos originados por los pasos y dejarlos registrados. Gracias a la información personalizada del recorrido medio de cada paso, este dispositivo puede suponer distancias, velocidad y ritmo aproximados de cada persona. Actualmente, existen diferentes opciones en el mercado, por lo que, para elegir el mejor podómetro deberemos tener en cuenta una serie de factores.

¿Qué factores debemos tener en cuenta para elegir el mejor podómetro?

Para elegir el mejor podómetro debemos tener en cuenta dos posibilidades: un podómetro de pulsera o un podómetro de cadera. En función de las necesidades de cada individuo, uno tendrá una serie de ventajas e inconvenientes respecto al otro.

El podómetro de pulsera destaca principalmente por su diversidad de funciones, como podómetro y reloj. Este hecho permite una mayor libertad en la muñeca durante la práctica deportiva. De igual modo, generalmente, presentan más número de funciones que los que dispone su homónimo de cadera. Entre ellas podemos encontrar cronómetro, cuenta calorías o cuenta con retroceso. En tal contexto, algunos podómetros de pulsera son compatibles con otros dispositivos y mediante un software determinado pueden llevar un control de las marcas establecidas en los entrenos.

Al mismo tiempo, el podómetro de cadera, similar al podómetro de bolsillo, suele ser el más demandado y económico. Este aparato únicamente dispone de las funciones más básicas como el conteo de pasos y la distancia del recorrido. De igual modo, excepto a nivel profesional o deportistas habituales, el uso de este tipo de podómetro es el más utilizado entre la población.

¿Por qué es importante el uso de podómetros?

Los podómetros se han convertido en un complemento más para los amantes del running, senderistas e incluso para todo aquel que tenga la costumbre de andar. Este dispositivo posee la capacidad de registrar la actividad física de su portador. Asimismo, un podómetro nos puede servir de ayuda en diferentes situaciones como:

  • Refleja fielmente el número de pasos que se dan cada día. Este hecho puede servir como una motivación extra para caminar.
  • Gracias a este dispositivo se pueden proponer objetivos concretos para caminar. En ese sentido, se puede establecer como meta cierto número de pasos en una distancia determinada o consultar la cantidad de pasos dados a lo largo del día.
  • Asimismo, el podómetro es un excelente sistema para obligarte a caminar más. En tal aspecto, te puede recordar que te encuentras por debajo de la media, en el número de pasos necesarios para lograr el objetivo diario. Es una manera más entretenida y divertida de pasear, ya que puedes cambiar y variar tus objetivos e incluso adaptarlos a tus tareas diarias, como ir a la compra.
  • De igual modo, para sacar su máximo rendimiento, es necesario llevarlo encima durante todo el día. Desde que te levantas hasta que te acuestas. De esa manera, puedes analizar toda la actividad realizada y conocer la cantidad exacta de pasos has dado durante todo el día.
Comentarios