El gusto no se hace esperar con estas tapas de encanto español.

Si hay algo que a todos nos gusta hacer, es comer y degustar un delicioso plato de nuestro menú favorito. Es por eso que en este artículo te presentaremos las mejores tapas que podrás encontrar en los bares, restaurantes o posadas de España.

Las tapas son consideradas platos de comidas típicas de alguna región o establecimiento comercial. Éstas son características de la zona y están compuestas por combinaciones de ingredientes, sabores y colores que a su vez pudieran parecerte atractivas o no tanto, aunque pueden sorprenderte a la hora de comer.

En España y en todo el mundo, las tapas tienen varias presentaciones de formas y sabores, pero su característica principal es que viene en porciones, es decir, son aperitivos, por lo que no es un plato con grandes cantidades de comida.

Cuando visitas un bar en alguna ciudad de España, sueles ir a reunirte con alguien con el que consumes alguna bebida. En estos lugares, ofrecen a los clientes pequeñas porciones de proteínas como carnes, pescados y tortillas de huevos, aunque el menú puede variar dependiendo del lugar.

Otra característica resaltante es la cantidad de tapas que puedan ofrecerte, esto también dependerá del número de personas que se encuentren reunidas, ya sea una pareja, un grupo de amigos o familia que acudan al establecimiento. Asimismo el tiempo que permanezcas allí también tiene que ver. Hay que tomar en cuenta que no todos estos sitios ofrecen las tapas de manera gratuita, de hecho, la mayoría las sirven sin cobrar dinero extra pero si vas a comprar un plato de comida, razón por la que ofrecen las tapas mientras esperas por tu pedido.

Historia de las tapas de España

Historia de las tapas de España

La historia de las tapas en España tiene más de una versión y es que unos aseguran que esta tradición inició utilizando una rebanada o trozo de pan sobre la copa de vino, y poco a poco este pan se le fue agregando diferentes condimentos.

Expertos mantienen la versión de que las tapas nacieron en el siglo XVI y se vieron por primera vez en la región de Mancha, utilizadas por soldados que tomaban un vino de baja calidad y luego ingerian un tipo de queso para no sentir el poco agradable sabor de la bebida.

Otra versión le atribuye el invento al rey español, Alfonso X, quien por sufrir de alguna enfermedad extraña, le recomendaron comer muchas veces al día en pequeñas porciones y tomar sorbos de vino. El rey lo hizo tanto tiempo que se convirtió en un hábito.

Y otra de las versiones más sonadas datan del siglo XIX en la ciudad de Andalucía, y consiste en que para acompañar un fuerte vino, se consumía una determinada tapa para poder tapar la abertura de la copa y así evitar que algún animalito cayera dentro de ella. Asimismo, esto representa una buena combinación entre la copa y el pequeño plato (tapa), considerada la historia que más se acerca a la realidad.

Enumeraremos cuatro de las mejores tapas de España, consideradas así por su popularidad, por ser las que más ofrecen y piden los visitantes de los lugares antes mencionados. Éstas pequeñas raciones suelen servirse en platos pequeños y pueden variar de acuerdo a las ciudades y estaciones del año.

Comentarios
Periodista Venezolano, Productor de Medios y Licenciado en Comunicación Social. Dedicado a la redacción web de diversas fuentes.