Melilla ha empezado este sábado con las restricciones adicionales por el Covid-19 con la limitación de las reuniones a un máximo de diez personas cuando no son convivientes, reducir el aforo en establecimientos hosteleros y oficios religiosos y el cierre de parques e instalaciones deportivas.

Según ha informado la Consejería de Salud Pública, a partir de este sábado “se cierran parques infantiles, zonas deportivas, skate y espacios aire libre similares y se precintan elementos comunes en parques, jardines y espacios públicos (bancos y elementos actividad física)”.

El área que dirige el consejero Mohamed Mohand (PSOE) ha indicado que limitará el acceso a las zonas de “botellón” de Melilla con la suspensión del tránsito rodado y peatonal (salvo práctica deportiva) al Polígono Industrial SEPES de 00,00 a 06,00 horas (sábados, domingos y vísperas de festivos); Dique Sur; Paseo Playa de la Hípica; Paseo de Horcas Coloradas y Carretera de Cabrerizas desde Cuartel Legión.

Además, ha destacado que en las playas se suspende la estancia en los arenales desde las 21,00 horas a la 06,00 horas del día siguiente, excepto personal de limpieza, seguridad, emergencia y personas que desarrollen actividad o ejercicio físico.

La ciudad española del norte de África roza en la actualidad los 400 casos de coronavirus para una población que no supera los 85.000 habitantes.