domingo, 29 noviembre 2020 12:47

Melilla prepara nuevas restricciones mientras Sanidad estudia su petición de confinamiento

El consejero de Salud Pública de Melilla, Mohamed Mohand (PSOE), ha anunciado este jueves que el Gobierno de la Ciudad Autónoma va a preparar nuevas restricciones en la movilidad a la espera de que el Ministerio de Sanidad atienda su petición de imponer “el confinamiento domiciliario” que solicitaron por escrito el pasado sábado 31 de octubre.

En rueda de prensa, Mohand ha destacado que las medidas que han impuesto hasta ahora “están empezando a dar resultado tímidamente” después de que este jueves se hayan producido 55 nuevos casos positivos en coronavirus, 30 personas menos que el miércoles.

El responsable de salud del Ejecutivo que forman PSOE, Cs y CPM no ha querido avanzar cuáles serán las nuevas restricciones, que podrían entrar en vigor a partir del lunes 9 de noviembre, día en el que la Ciudad Autónoma asume el mando en lo que al toque de queda se refiere y el horario a establecer en este confinamiento.

Mohand, que ha recordado que Melilla ordenó el cierre total de la hostelería desde hace ya tres semanas, así como la reducción horaria de los comercios, la prohibición de bodas, bautizos y comuniones y limitación de las reuniones a seis personas, ha recalcado que “tímidamente empezamos a ver datos esperanzadores, porque además la tasa de positividad se ha reducido de un 30 a un 15 por ciento después de las medidas adoptadas en los últimos 15 días”.

El titular de Salud Pública ha querido dejar claro, no obstante, que “la hostelería no ha sido la responsable del aumento registrado en casos de covid-19 a Melilla”, que ha llevado a la cuidad española del norte África a ser en la última semana la región con la tasa de contagio más alta de España por habitante, pero su clausura sí está ayudando a reducir los contagios. “La hostelería nunca ha sido la responsable de la propagación del virus, pero sí está siendo la solución para la mejoría de los datos”, ha aseverado.

Por último, ha comentado que la Ciudad Autónoma va a reforzar el seguimiento de aquellas personas que deben guardar cuarentena en sus domicilios, “para evitar que los casos positivos se salten el confinamiento”.