cachimbas

Melilla ha anunciado que prohíbe el uso de las cachimbas en cafeterías, teterías, bares y restaurantes de la ciudad “por motivos sanitarios”, debido al riesgo que ello puede suponer en la transmisión de la nueva enfermedad del coronavirus.

Según ha explicado el consejero de Salud Pública del Gobierno melillense, Mohamed Mohand (PP), en el primer decreto que firmó a mitad de mayo para la desescalada no incluyó expresamente esta materia, “al contrario de lo que se hizo con servilleteros y ceniceros en la mesa”, lo que conllevó que algunos locales interpretaron que estaba permitido el uso de estos dispositivos que se emplean para fumar tabaco de distintos sabores, normalmente de forma compartida en grupos de varias personas, o de forma individual.

Sin embargo, Mohand ha dicho que “para evitar malinterpretaciones”, desde su área han decidido añadir un punto concreto en la última instrucción publicada en el Boletín Oficial de Melilla que prohíbe expresamente el uso de las cachimbas, tanto en el exterior como en el interior de los locales de hostelería y restauración o similares.

El punto al que ha hecho referencia el consejero dice textualmente que “se prescindirá en los bares, cafeterías, teterías y asimilados a la eliminación de productos de autoservicio como servilleteros palilleros, vinagreras, aceiteras y otros utensilios similares, priorizando monodosis desechables o su servicio en otros formatos bajo petición del cliente. Tampoco queda autorizado por motivos sanitarios, el uso de la shisha también conocida como cachimba, hookah, pipa oriental o pipa de agua, tanto en el exterior como en el interior de estos establecimientos”.

Comentarios