Campo
El diputado del PSOE Juan Carlos Campo. Foto: Twitter.

El magistrado socialista Juan Carlos Campo será el nuevo ministro de Justicia, tal y como adelantó en noviembre MONCLOA.COM. El juez y diputado del PSOE sustituirá al frente de esta cartera de Estado a la exministra Dolores Delgado, que no ha renovado su cargo, entre otras cosas, por su relación con el excomisario José Manuel Villarejo. Ahora, Campo abordará las riendas de Justicia con la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aún pendiente.

Juan Carlos Campo es quien más gustaba dentro del partido para estar al frente del Ministerio de Justicia. Conoce la casa, es socialista y su trayectoria como magistrado es intachable. El magistrado ha recibido algún que otro reconocimiento que no hizo más que aumentar sus posibilidades para sentarse en el Consejo de Ministros; pues el Comité Ejecutivo del Consejo General de Procuradores Españoles ha acordado por unanimidad conceder el premio Excelencia y Calidad al magistrado.

Marlaska o Juan Carlos Campo, los candidatos a sustituir a Delgado en Justicia

  • El magistrado y socialista Juan Carlos Campo es el que más gusta en Ferraz para sustituir a la ministra de Justicia.
  • Campo lleva años en la magistratura. Mientras ejercía como juez de la Audiencia Provincial de Cádiz fue nombrado director general de las Relaciones con la Administración de Justicia por la Junta de Andalucía. Fue ahí cuando dio el salto a la política de la mano de los socialistas y desde entonces ha permanecido en el partido. Entre el año 2001 y 2009 fue vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) a propuesta del PSOE y también ha sido secretario de Estado del Ministerio de Justicia durante el Gobierno de Zapatero, por lo que también es un gran conocedor de cómo funciona esta cartera.

    Nadie dentro de la sede de Ferraz negaba entonces que Campo era un candidato con muchas posibilidades para sustituir a Dolores Delgado. Todos le conocen y reconocían que su nombramiento disiparía todo tipo de polémica en un Ministerio tan importante como el de Justicia. La otra opción para ocupar esta cartera era el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, pero su renovación dio todas las papeletas a Campo para seguir gobernando.

    Podemos Iglesias

    En Podemos ya no hablan de negociación con el PSOE, sólo de contactos

    La temperatura de la relación entre Podemos y PSOE ha bajado significativamente. En las filas del partido de Pablo Iglesias no se habla de negociación con los socialistas, sino de meros contactos. Los temores de Podemos a que el PSOE se apoye en la abstención de Ciudadanos para facilitar la investid...

    Campo ocupa el cargo de juez desde 1987. Nació en Osuna (Sevilla) en 1961 hasta que después de aprobar la oposición se marchó a Cádiz para ejercer su puesto en la Audiencia Provincial. Después de esto, Campo entraría en el mundo de la política, justo después de desempeñar el cargo de Director General de Relaciones con la Administración de Justicia en la Consejería de Gobernación y Justicia en la Junta de Andalucía.

    En el año 2001 llegó a ser en vocal del CGPJ, donde permaneció hasta el año 2008, y en los tres años siguientes desempeñó el cargo de Secretario de Estado de Justicia, además del de portavoz de Justicia del PSOE. Otro de los detalles que ha llamado la atención de algunos medios es la relación que mantiene Campo con la actual presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet.

    DOLORES DELGADO Y VILLAREJO

    Lo que todos tenían claro dentro del PSOE era que Dolores Delgado no seguiría al frente del ministerio. Y una de las razones por las que Pedro Sánchez ha decidido sacar a la fiscal de su Consejo de Ministros es la relación de “amistad” que tuvo Delgado con Villarejo.

    La exministra tuvo relación con el excomisario José Manuel Villarejo que le salió cara. Y fue este medio quien desveló las grabaciones del ya encarcelado expolicía. En ellas, se escuchaba a Delgado hablar sobre su compañero de Gobierno, sobre quien ahora suena para sustituirla en Justicia. Y para referirse a él, lo hizo de una forma un tanto despectiva: “Marlaska es maricón”, comentó la entonces fiscal. Esto generó un terremoto en el Gobierno que dejó en el aire la destitución de Delgado. Pero el hecho de que ya hubieran dimitido dos ministros del Ejecutivo de Sánchez (Máxim Huerta de Cultura y Carmen Montón de Sanidad) frenó la dimisión de la representante de Justicia.

     

     

    Comentarios