Podemos Irene Montero
La portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Irene Montero, durante su intervención en el acto de apertura de la campaña para las próximas elecciones generales del 10-N, en Madrid, a 31 de octubre de 2019. - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha acudido este viernes a La hora de La 1 en donde ha respondido a una serie de preguntas planteada por Mónica López. Desde la ley del aborto hasta la renovación del Consejo General del Poder Judicial, pasando por el “escándalo internacional” que se produciría si el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, fuese imputado por los tres presuntos delitos que apunta el juez de la Audiencia Nacional Manuel Garcia-Castellón. Han leído bien: “escándalo internacional”. Como si en Beirut no fuesen a poder dormir después de esto. Como si el coronavirus quedase relegado a un segundo plano al abandonar la política el señor Iglesias. “No solamente un escándalo internacional, sería imposible. No contemplo esa opción”, ha dicho Montero en la entrevista.

En cuanto al proyecto de reforma que han presentado tanto PSOE como Unidas Podemos por el que pretenden renovar el Consejo General del Poder Judicial, la Ministra ha cargado contra el Partido Popular al que ha acusado de controlar el poder judicial por detrás y de ser el responsable de estar bloqueando intencionalmente la renovación del órgano de gobierno de los jueces. Irene Montero considera que el único partido político que está incumpliendo la Constitución es el de Pablo Casado porque “quiere utilizar todas las herramientas a su alcance para intentar ir contra este Gobierno.

Reforma de la ley del aborto de 2015

También se ha pronunciado sobre la intención de derogar la ley del aborto de 2015. Esta reforma ha generado polémica porque otorga a jóvenes de 16 años el poder de decidir si quieren interrumpir su embarazo y muchos consideran que a esta edad todavía no se ha alcanzado la madurez necesaria para deliberar a cerca de un aborto. Montero ha defendido su postura alegando que si en España una mujer de 16 años está preparada para decidir si puede recibir una intervención a vida o muerte, para decidir trabajar, puede actuar con un altísimo grado de autonomía a nivel sanitario, laboral o educativo está capacitada para “tomar esa decisión tan importante para su vida”. Además ha señalado que esta cuestión no es algo que solo crea ella, sino que está respaldada por todo el movimiento feminista.

Contextualicemos un poco: el aborto es legal en España  desde el año 2010 que se aprobó la Ley Orgánica 2/2010 de Salud Sexual y Reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo. La ley del aborto tuvo una modificación en el año 2015 por el entonces ministro de justicia Alberto Ruiz Gallardón durante el gobierno de Mariano Rajoy. Dicha modificación estableció que las chicas de 16 y 17 años estaban obligadas a tener permiso parental, o en su defecto, de un tutor legal para poder acceder al aborto. La reforma propuesta por el ministerio de Igualdad está destinada a dinamitar este punto.

Montero considera que es necesaria la reforma la ley del aborto porque el hecho de prohibirlo no va a hacer que desaparezca sino que muchas chicas acudan a clínicas clandestinas para poner fin a su embarazo poniendo en riesgo su vida.  Igual que el debate a cerca de la legalización de las drogas: “La droga se consume, es innegable, la legalización permitiría optar a la droga con información y garantías”, aseguraba Noemí de la Calle, diputada de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña. Argumentos que ya se han utilizado mucho y que carecen de un fundamento real.