Susana Díaz, expresidenta de la Junta de Andalucía
Susana Díaz, expresidenta de la Junta de Andalucía. Foto: Flickr PSOE-A

A la expresidenta de Andalucía, Susana Díaz, podría quedarle poco tiempo al frente del Partido Socialista andaluz. Desde Ferraz, la decisión está tomada y Pedro Sánchez procederá a sustituir a Díaz una vez pasen las elecciones de mayo. Carmen Calvo, Verónica Pérez y María Jesús Montero son los nombres que suenan más fuerte para presidir el PSOE andaluz.

Tras seis años como secretaria general del PSOE-A y presidenta de la Junta, Susana Díaz, vive uno de sus peores momentos políticos. Desterrada por parte de sus compañeros y tras perder las primarias del PSOE ante Sánchez, se aferra a su cargo después del varapalo de las elecciones del 2-D. Sin embargo, no parece muy dispuesta a abandonar y hace unos días aseguró que lucharía por ser líder de la oposición en Andalucía.

Díaz afirmó estar segura del apoyo la cúpula del partido durante estos años y destacó los 36 años que llevaba el PSOE gobernando en Andalucía como un activo con el que siempre ha podido contar Ferraz.

PSOE

El ‘susanismo’ se jugará en cinco federaciones su supervivencia en el PSOE

Susana Díaz se ha quedado prácticamente sin esperanzas políticas en poco más de dos años. En octubre de 2016, tras la dimisión de Pedro Sánchez al frente del PSOE, estaba llamada a intentar convertirse en la primera presidenta de la historia de España.Pero ella y sus partidarios se han llevado u...

“Estoy muy agradecida a Pedro Sánchez y a los compañeros. En estos días, sabiendo de la legitimidad que te dan los votos, te tiene que acompañar también la legitimidad de los escaños. Yo sé que tengo ese cariño y apoyo. El más importante, el de los militantes”, subrayó la líder.

A pesar de ser la histórica enemiga de Sánchez, Díaz se mostró agradecida con él por la confianza que depositó en las anteriores elecciones autonómicas, aunque está por ver si este apoyo se mantiene en las próximas municipales. El viernes se publicaron dos decretos en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) en el que se declaró el cese de Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía y el nombramiento de Juanma Moreno como actual presidente andaluz.

LA MINISTRA MONTERO, CON MÁS PAPELETAS

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, es la que suena entre las bases socialistas como la mejor candidata para sustitutir a Díaz. No obstante, la que fuera consejera de la expresidenta andaluza en la misma área que hoy dirige en el Gobierno central, aseguró que Sánchez no le había ofrecido la posibilidad de relevarla.

Además, la ministra hizo hincapié hace unos meses en que su futuro estaba vinculado al Ministerio y tenía como objetivo primordial que el Ejecutivo presentase los presupuestos en enero. “En mi pensamiento no hay otra cosa que presentar los presupuestos en enero y conseguir las alianzas para que sean aprobados”, dijo entonces.

PSOE

El batacazo del PSOE andaluz deja al borde del ERE a 24.000 cargos de confianza

Treinta y seis años de hegemonía saltaron por los aires anteayer. El PSOE de Susana Díaz no logró movilizar a su electorado, VOX irrumpió con fuerza en el Parlamento andaluz y el peor resultado de los socialistas pone en la picota una red clientelar con 24.000 puestos de confianza a los que les amen...

Montero se presenta fuerte gracias al apoyo de los antisusanitas en Andalucía y el apoyo de Pedro Sánchez. Frente a la posible decisión del PSOE, la ministra manifestó hace unas semanas que acatará lo que diga el partido.

Así, Montero señaló que “el proceso de reflexión que tenga que hacer el Partido Socialista en Andalucía contará con todo mi apoyo. En este momento me consta que están ya concentrados en ver si son capaces de conformar ese Gobierno presidido por el PSOE-A, una vez que se aclare la situación política en Andalucía”.

VERÓNICA PEREZ, LA MANO DERECHA DE DÍAZ

Verónica Pérez, secretaria primera del Parlamento de Andalucía, podría quedarse con el cargo con el apoyo de Díaz. Además de ser la número dos de esta última, Pérez tiene un amplio apoyo en Sevilla donde es secretaria general del PSOE.

De la mano de la expresidenta, ha compartido momentos de éxito político en Andalucía. Durante una de las mayores crisis del PSOE en 2016, cuando Pedro Sánchez y Susana Díaz se enfrentaron en unas primarias, Pérez se posicionó del lado de los susanistas criticando duramente al presidente del Gobierno.

La sevillana jugó un papel clave en el sector crítico de Pedro Sánchez, que terminó con la dimisión de este último. Tildó el proceso de primarias como un “golpe de Estado” que le jugaría una mala pasada a Sánchez.

“En mi pensamiento no hay otra cosa que presentar los presupuestos en enero y conseguir las alianzas para que sean aprobados”

Sin embargo, hace apenas un año, Pérez relajaba su postura y se dejaba ver con el secretario general del PSOE en uno de los actos en la provincia de Sevilla. Verónica Pérez prometió a Sánchez ganar las elecciones en Sevilla y le pidió que pusiese la vista en el sur en cada una de sus políticas.

Estos gestos indicarían que  la guerra interna entre ellos podría haber acabado y, con ello, la posibilidad de Pérez de poder optar al puesto que quedaría vacante tras el desplazo a Díaz.

Calvo Díaz
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, preside una reunión de la comisión de subsecretarios. Foto: Pool Moncloa

CALVO APOYADA POR EL PSOE-A

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha sobresalido por mantener grandes apoyos en el PSOE andaluz. Aunque actualmente ostenta uno de los mejores puestos en el Gobierno, podría contar con el respaldo de Sánchez para reemplazar a Susana Díaz.

Calvo ya fue consejera, al igual que Montero, en el área de Cultura de la Junta de Andalucía y criticó al exsecretario general del PSOE-A, José Antonio Griñán, por poner a Rosa Aguilar (exmiembro de Izquierda Unida) en la lista electoral por Córdoba. Gracias a estos dos acontecimientos, Calvo se ganó el afecto de parte de los cargos relevantes en la directiva de Susana Díaz.

Hace escasos días, Calvo marcaba distancias con Díaz y le advirtió que el Partido estaba por encima de “los intereses personales”. Además, subrayó que la continuidad de la expresidenta estaba por ver, pues “los resultados son una cosa importantísima”.

 

Comentarios