martes, 1 diciembre 2020 12:44

La Armada instala en el Museo Naval de San Fernando ‘El Glorioso’ tras la polémica

El cuadro ‘El último combate del Glorioso’, del pintor Augusto Ferrer-Dalmau, será finalmente instalado en el Museo Naval de San Fernando, en Cádiz, después de la polémica que generó su retirada de la nueva exposición que muestra el Museo Naval de Madrid tras una intensa remodelación.

La Armada ha informado este jueves de que la próxima semana, el día 18, se presentará en el Museo Naval de San Fernando este cuadro como parte de su exposición y ocupando el lugar que deja la obra del mismo autor ‘Mi bandera’, que ha sido a su vez trasladada a la exposición permanente de Madrid.

El Museo Naval de Madrid ha reabierto recientemente sus puertas con una nueva exposición que busca “redefinir” su discurso histórico para ensalzar las victorias de la Armada española. El objetivo, según explica, es “equilibrar el discurso en el conjunto de los Museos Navales para ajustarlo de manera más fidedigna a la realidad histórica”.

CRUCE DE MISIVAS

El cuadro ‘El Glorioso’ muestra al barco del mismo nombre en sus últimos momentos tras haberse enfrentado en el siglo XVIII a doce navíos británicos, hundiendo uno de ellos y cediendo solo cuando agotó sus municiones.

Su exclusión de la nueva colección ha sido criticada públicamente por el escritor Arturo Pérez-Reverte, quien asegura que era una de las obras más admiradas del museo y “en su trágica y dramática belleza muestra el valor y la determinación de unos marinos españoles que, aún derrotados por una enorme superioridad numérica británica, supieron vender cara su piel y despertar, con su heroísmo, la admiración y el aplauso de sus vencedores”.

Por su parte, en un cruce de misivas con el escritor, el director del Instituto de Historia y Cultura Naval, el almirante en situación de reserva Juan Rodríguez Garat, explicó que el Museo solo contaba con obras que representaban la derrota de las tropas españolas y por eso se decidió sustituir este cuadro para mostrar otras facetas y “que no solo era rendirse sin mengua de honra lo que sabían hacer nuestros marinos”.

RECONOCIMIENTO A LA TROPA Y MARINERÍA

Mientras, la obra ‘Mi bandera’ que ha pasado a formar parte de la exposición permanente del Museo Naval de Madrid rinde homenaje al heroísmo del granadero Martín Álvarez, un soldado del Cuerpo de Batallones de Marina.

“Su inclusión en el nuevo discurso madrileño refuerza el papel de las clases de tropa y marinería, no siempre justamente reconocidas, y del propio Cuerpo de Infantería de Marina dentro de la historia de la Armada”, justifica.