Navarra registró el jueves 523 casos nuevos de Covid-19, superando por segunda vez la cifra de 500 casos, después de que el pasado domingo se registraran 546 casos, el máximo registrado hasta ahora en la pandemia.

El jueves se realizaron 3.477 pruebas PCR y test antigénicos, lo que arroja una positividad del 15%, según ha informado la consejera de Salud del Gobierno foral, Santos Induráin.

Además, se registró el fallecimiento de un hombre de 81 años y de tres mujeres de 77, 89 y 91 años. Asimismo, se notificó el fallecimiento de dos hombres de 75 y 97 años correspondientes a días anteriores.

Por zonas, en Pamplona y Comarca se registra el 56% de los nuevos casos positivos, el área de Tudela tiene el 20%, y a la de Estella pertenecen el 3% de los casos. El resto de positivos (21%) se reparten por otras zonas de Navarra.

En cuanto a la distribución de los casos registrados por franjas de edad, los grupos mayoritarios son el de 45 a 59 años, con el 29%, y el de 15 a 29 años, con el 19% del total. A continuación, está el grupo de 30 a 44 años, con un 17%; luego, el de 60 a 75, con un 13%; sigue el grupo de menores de 15 años, con el 12%; y, finalmente, el de mayores de 75 años, con el 10%. La edad media de los nuevos casos se sitúa en los 44 años. En cuanto al género, el 52% son mujeres y un 48% hombres.

En la jornada de este jueves, en los hospitales navarros se produjeron 21 nuevos ingresos relacionados con esta enfermedad, dos de ellos en la UCI. Así, en la red hospitalaria de Navarra permanecen 271 personas ingresadas con Covid-19 (una menos que ayer), 36 de las cuales se encuentran en puestos UCI y otras 40 en hospitalización domiciliaria. Los demás, 195 pacientes, están en planta. Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario y ocupan espacios Covid-19.

Respecto a la incidencia acumulada de infecciones por el virus, si se suman los casos de este jueves, a día de hoy, se sitúa en 23.979.

NO SE DESCARTAN MEDIDAS “MÁS SERIAS”

La consejera de Salud ha puesto de manifiesto que la situación actual en la Comunidad foral es “preocupante” y ha remarcado que “nadie descarta que tengamos que tomar otra serie de medidas más serias según cómo evolucione la situación”.

“Hemos ido tomando decisiones normativas y acciones que han sido proporcionales, progresivas y según la situación epidemiológica, eso es lo que estamos monitorizando por si hubiera que tomar otra serie de decisiones en las cuales no nos va a temblar el pulso. Esta consejera va a proponer actuaciones según como evolucionen los indicadores epidemiológicos”, ha subrayado.

En este sentido, ha señalado que las últimas medidas adoptadas, que llevan en vigor desde el martes, son “serias” y ha asegurado que se monitoriza de una manera “muy fina y diaria” la situación para ver “si hay que tomar otro tipo de decisiones”. “No duden de que en esta monitorización no esperaremos más de lo que hay que esperar si hay que tomar medidas”, ha declarado.

Según ha expuesto Santos Induráin, “esto no es una ola que ha venido sube y se va, esto es una arriada en la que estamos con un dique de contención muy importante, un dique que nos tiene que frenar este crecimiento del virus”. Y ha destacado que “tenemos que ir viendo si hay que subir el dique o bajarlo, pero este dique tiene que estar y va a tener que seguir, tenemos que contener y frenar el virus”.

PUESTOS UCI

Por otro lado, en cuanto a los puestos UCI disponibles en Navarra, Santos Induráin ha comentado que el indicador que publica el Ministerio de Sanidad “hace referencia al porcentaje de puestos que están ocupados por pacientes Covid”, un porcentaje que a día de ayer era del 27,34%, con un total de 35 puestos ocupados.

Según ha indicado, los puestos “son tanto puestos de UCI como de unidades de críticos fuera de la UCI” y ha explicado que, en total, en Navarra hay una habilitación en conjunto de 128 camas.

Ha explicado Induráin que “en los picos más altos y en la situación más aguda de la pandemia, en esta doble modalidad de UCI más unidades de críticos, estuvieron ingresados 96 pacientes”. Y ha afirmado que “no tenemos ninguna duda de que aquella respuesta tan fabulosa de los profesionales y del sistema navarro, aunque las situaciones no son comparables, volvería a ser la misma”.

Asimismo, ha señalado que “somos conscientes de que toda ampliación de la capacidad siempre conlleva una reorganización interna, tanto de recursos materiales como humanos que puede afectar a la actividad ordinaria”. Por ello, ha expresado “el absoluto apoyo y la confianza a los profesionales de las UCI y a su gestión profesional en estas situaciones”.

“En aquellos momentos demostraron su buen hacer y capacidad y lo están demostrando día a día”, ha resaltado Induráin, quien ha destacado que los profesionales insisten en “un mensaje a la población de lo que nos estamos jugando”. “Nos estamos jugando la contención de la pandemia, la atención en el sistema hospitalario y en las UCI y no queremos llegar a situaciones vividas”, ha aseverado.

De ahí, ha agregado la consejera, “la necesidad de seguir tanto las recomendaciones sanitarias, como las medidas que la administración está implementando para conseguir frenar esta expansión de un virus que está llegando al sistema sanitario y que queremos contener su llegada”.