La pandemia nos ha traído una forma de trabajar que se venía reclamando en España desde hace muchos años: el teletrabajo. O lo que es lo mismo, poder realizar nuestra labor desde casa. En esto juegan un papel fundamental las nuevas tecnologías. Sin embargo, una vez que nos ponemos delante de nuestro ordenador tenemos que tener en cuenta algunos aspectos que NO deberías hacer. Y es que nunca se sabe lo que puede estar al otro lado.

La nueva regulación del teletrabajo entra en vigor el pasado martes, veinte días después de su publicación en el Boletín Oficial de Estado (BOE). Se trata del real decreto-ley 28/2020 de trabajo a distancia, con las normas que regirán el teletrabajo en España y cuya implantación se ha acelerado por la pandemia del Covid-19, ya que hasta ahora no contaba con una regulación específica. Eso sí, deberías tener en cuenta algunas cosas para no hacer con tu ordenador.

El teletrabajo en Europa

El teletrabajo en Europa

Datos muy distintos son los que tiene el teletrabajo en Europa. Como suele pasar en estas cosas de nuevas tecnologías, siempre están por delante. Países Bajos, Finlandia y Luxemburgo son los países de la UE que contaban con más teletrabajadores antes de la crisis sanitaria, con porcentajes del 14%, del 13,3% y del 11%, respectivamente.

En cuanto a teletrabajar de forma esporádica, son los ocupados de Suecia, Islandia y Países Bajos los que más declaran realizarlo algunas veces. Eso sí, todos los europeos tienen que tener en cuenta estos aspectos cuando se ponen delante de un ordenador para no meter la pata.