Pipi Estrada

En plena vorágine feminista y de defensa de la libertad sexual, ha trascendido un nuevo video de Pipi Estrada, colaborador de Jugones, haciendo de las suyas. En esta ocasión, la víctima es una chica a la que Pipi Estrada hace participar en una actitud muy poco decente mientras quien le graba no deja de jalearle cual macho cabrío. Por supuesto, las voces en contra de la actitud de Estrada no se han hecho esperar. Si bien el propio afectado no ha salido a dar la cara por su actitud soberbia, machista y de total falta de respeto. ¿No sabes de qué vídeo estamos hablando? Sigue leyendo y te mostramos el último escándalo de Pipi Estrada .

NUEVA POLÉMICA DE PIPI ESTRADA…CON UNA MUJER (OTRA VEZ)

Sabemos, porque él mismo lo ha confesado abiertamente, que es adicto al sexo. En cierta ocasión llegó a vanagloriarse de haber estado con más de 3000 mujeres como si fuera un dandy y un ligón. Que lo es no cabe duda a tenor de las numerosas relaciones que se le conocen. Sin embargo, esta actitud tan sexual también tiene una cara B que se muestra en vídeos como este: sobrepasar el momento de bromas y convertirse en una situación casi de acoso.

El vídeo (de hace unos años, pero traído a colación ahora) que está arrasando en redes sociales tanto entre quienes le jalean como quienes se están cebando con su actitud con la co-protagonista, muestra en una situación poco decente que muchos han relacionado con sus escarceos con drogas y alcohol, que animaría su ya exacerbado instinto sexual.

DE PARTICIPAR A QUERER DESEMBARAZARSE DE PIPI

En las primeras tomas del vídeo, en la que se identifica claramente a Pipi Estrada agarrando en una actitud “cariñosa” a una mujer y de repente comienza a realizar movimientos de carácter explícito. En esos primeros instantes, al mismo tiempo que le jalean quienes le graban, la mujer parece participar de la broma, al igual que el resto de mujeres que están en la escena.

Sin embargo, todo se vuelve más turbio a medida que avanza la filmación. Pipi Estrada llega a subirse y apoyarse en el vehículo en el que la joven se ha apoyado para simular una felación por su parte. La mujer parece querer ocultar la cara entre las manos mientras quienes le graban le animan a más.

Para más polémica, al final del vídeo, su compañeros de fechorías le animan a que consiga un beso de la mujer que ha sido objeto de su descaro y falta de respeto. Cosa que hace a pesar de que la mujer en todo momento muestra en su actitud que la iniciativa del colaborador de Jugones le es desagradable o molesta. Él sigue hasta conseguirlo.

Comentarios