casinos online

El brote del nuevo coronavirus ha causado que más de una persona reorganice no solo su rutina diaria y la forma en la que trabaja, sino también la forma en la que se entretiene. Con ello, los podcasts y las plataformas de streaming han ganado mucha popularidad. Sin embargo, el liderazgo de la industria del ocio, al menos en España, parece residir en los casinos online. A lo largo del 2020, el crecimiento de este sector ya ha superado su medida comparada al anterior año; y se cree que seguirá subiendo. Después de todo, los españoles son muy aficionados a los juegos del azar, teniendo más de un millón de jugadores activos, según las cifras de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ).

Asimismo, la popularidad de estos espacios digitales se deben al trabajo mercadológico que se ha hecho. Estableciendo estrategias que hacen que sean cada vez más los españoles que decidan utilizar estas plataformas. Por ejemplo, al entrar en páginas especializadas en casinos y juegos online como Casino Slam, el jugador encontrará información veraz sobre los mejores casinos online de España, así como los diversos bonos de bienvenida que ofrecen y otras promociones especiales donde se pueden conseguir tiradas gratis para los slots o en la ruleta. Lo cual permitirá que los usuarios disfruten de los juegos sin tener que invertir el dinero real, o en ocasiones, poder doblar su inversión.

La seguridad de los casinos online

Al entrar en un casino online, lo más importante es asegurar que la página web cumpla con los parámetros de seguridad que le garanticen al jugador que sus datos personales, así como la información bancaria que puedan incluir, estén a buen resguardo.  De igual forma, una página de casino online es segura si, al intentar registrarse el casino le pedirá al jugador que confirme sus datos personales, con la finalidad de comprobar que el usuario esté dentro de los límites permitidos (18 años).

A pesar de ser un sector muy popular, también es uno que se encuentra rodeado por un poco de escepticismo. El no tener contacto con ninguna persona de manera directa, puede que cause un poco de incomodidad entre los usuarios más tradicionales. Sobre todo a la hora de realizar los depósitos o retiros, donde el método de pago es cada vez más tecnológico. Sin embargo, si se toma en cuenta el perfil del jugador promedio de casino online, donde se establece que los más activos oscilan entre los 26 años y los 35, se podría considerar que forman parte de esa generación que nació durante el auge del Internet. Por ello, logran entender con mayor facilidad los diferentes modos de pago que existen actualmente.

Mientras en un inicio se utilizaba pagos con tarjetas de crédito, actualmente se emplean billeteras electrónicas como PayPal o el pago a través de criptomonedas; en general la más aceptada es el Bitcoin, siendo la más conocida internacionalmente. La ventaja de estos recursos es que están descentralizados y son transacciones que se realizan casi de manera inmediata; lo cual representa una ventaja por encima de las cuentas bancarias tradicionales. Además, estas monedas virtuales poseen un protocolo de seguridad básicamente impenetrable, por lo que la privacidad de los usuarios y su inversión está a salvo.

Los juegos favoritos de los usuarios

Muchos son los juegos que encontrarás en los casinos online, sin contar además con las páginas de apuestas deportivas así como con las rifas y loterías, por lo que los jugadores tienen muchas opciones para entretenerse. Además, gracias a la tecnología, podrás acceder no solo desde la página web, sino que muchos casinos cuentan con una aplicación que podrás descargar directamente en tu móvil. Con ella, podrás jugar en cualquier momento del día, sin restricciones de horario.

Ahora, hablando de los juegos online predilectos entre los usuarios, los de cartas como blackjack y póker son de los más tradicionales y favoritos entre los apostadores. Incluso ahora cuentan con la modalidad de en vivo, conocida como “live casino”, en donde podrás interactuar con un croupier real. Esta experiencia le agrega más personalización a la hora de jugar. Así como las partidas de bingo y la ruleta, algunos de los favoritos entre los más principiantes. Otro de los preferidos y fáciles a la hora de jugar son las tragaperras, las cuales comparten características similares entre sí, por lo que no es muy difícil entender la manera en la que funcionan; sin embargo, su estilo y temática sí puede diferenciarse una de las otras. Dado que los temas pueden ir desde los más clásicos inspirados en las máquinas tragaperras tradicionales, hasta lo más popular de la cultura actual, relacionándose con películas o series como Batman o La Casa de Papel.