sábado, 5 diciembre 2020 11:45

La “patada en el culo” del PP a Vox hierve a sus cogobiernos

  • Vox Andalucía cancela una reunión con PP tras el discurso de Sánchez.
  • Los de Abascal anuncian que serán mas exigentes en futuros acuerdos con PP en comunidades.
  • Santiago Abascal 'calmó a las fieras', obligando a sus extensiones a colaborar aunque se incomoden.
  • Pablo Casado hizo lo impensable este jueves, dando un discurso sin precedentes en el Congreso de los Diputados en el que dijo basta a Vox. Les reprochó su irresponsabilidad en cuanto a sus críticas a Europa y la pérdida de tiempo que ha representado una moción que ha servido para fortalecer el Gobierno de Sánchez, según diagnosticó el líder de los populares.

    Así, tras un golpe en la mesa que dejó atónito a Santiago Abascal, la mirada está ahora puesta en la larga lista de comunidades autónomas y localidades en las que PP y Vox gobiernan juntos. Algunas como Andalucía ya han mostrado sus primeras grietas a menos de 24 horas de que Casado alzara la voz.

    Los que más se han enfadado son los de Vox en Andalucía. El grupo canceló una reunión que tenían en la misma tarde de ese jueves con los de Juanma Moreno (PP) para hablar de los presupuestos de la comunidad.

    El malestar de Alejandro Hernández, líder del grupo parlamentario de Vox en Andalucía, se hizo obvio a través de sus palabras: “Casado se olvida de que si están gobernando en las comunidades de Madrid, Murcia y Andalucía es gracias a nosotros y hoy nos han dado una patada en el culo“, dijo a medios. Así, la cordialidad entre partidos ha sido “quebrada”, definió.

    De hecho, se ha vivido una anécdota curiosa en Twitter cuando el perfil oficial del grupo popular en la comunidad borró un tuit a los pocos minutos de publicarlo, en el que compartía el lema #SíaEspañaNoaVos.

    No obstante, ni Vox ni el PP andaluces prevén un abrupto fin del diálogo. Lo que sí quieren los de Abascal en la comunidad es mostrarse severos ante la subida de Casado: “Vamos a exigir que nos digan cómo y cuando van a cumplir todo lo pactado” en los presupuestos, señalaron desde Vox. Así, ambos grupos esperan que las reuniones para los presupuestos se retomen la semana que viene, por lo que el gesto de los de Abascal responde más a una escenificación del ‘cabreo’ que otra cosa.

    “Nos han dado una patada en el culo”

    No les queda otra que aceptar la decisión de Vox, anunciada por Abascal en el debate de la moción: no quieren desestabilizar los cogobiernos. La “agresión” de Casado al partido “no va a tener respuesta” en comunidades, afirmó su presidente.

    Así, el portavoz de Vox en el Parlamento Regional de Murcia, Juan José Liarte, se ha adherido a la línea de Abascal: “Mientras el PP cumpla los acuerdos a los que se ha comprometido López Miras puede dormir tranquilo, no vamos a sumar inestabilidad”, avisó este viernes. No obstante, Vox va a revisar minuciosamente cada futuro acuerdo con los populares, haciendo más difícil el diálogo. “El PP debió votar que sí aunque Casado afeara algunas cosas de Vox”, añadió Liarte.

    Aun así, el PP murciano no prevé experimentar una gobernanza tan difícil como sí lo será en Andalucía, debido a que el grupo regional de Vox allí se encuentra en una crisis interna, que ha provocado la expulsión del partido de tres de los cuatro diputados que tenía Vox en la Asamblea de Murcia, recoge El Español.

    UN FUTURO DIFÍCIL

    Pese a que los grupos de PP y Vox se verán obligados a llevarse medianamente bien, la gobernanza en estas regiones será, a partir de ahora, mucho más difícil. Tanto en Murcia como en Andalucía han advertido que “estudiarán con lupa” los futuros acuerdos. “A partir de ahora miraremos con cautela cualquier propuesta de acuerdo con el Partido Popular en el futuro“, dijo el presidente de Vox en Murcia José Ángel Antelo. Los brazos locales del partido se agitarán así como un caballo desbocado pese a seguir atado; saltarán chispas.

    Siguiendo con la metáfora animal, los de Vox en Madrid han advertido ya a Ayuso que “no muerda la mano del grupo político” que avaló su investidura, dijo el diputado de Vox en la Asamblea regional Íñigo Henríquez de Luna.