El portavoz del PDeCAT, Marc Solsona, ha explicado este lunes que el 5% de sus asociados se han dado de baja del partido en las últimas semanas para sumarse a JxCat, el nuevo partido impulsado por el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont.

Lo ha dicho en rueda de prensa telemática, después de que la semana pasada la vicepresidenta del partido, Míriam Nogueras, y otros miembros de la dirección del PDeCAT, como Lourdes Ciuró, Francina Vila, Maria Àngels Planes y Toni Postius, abandonaran la ejecutiva de la formación.

En el 5% de los asociados que se han dado de baja no se incluyen todavía Puigdemont ni muchos de sus partidarios que se han sumado al proyecto de JxCat y no han roto aun el carné del PDeCAT.

Esta cuestión es uno de los temas principales en la pugna entre la dirección del PDeCAT y los sectores cercanos a Puigdemont, ya que el partido liderado por David Bonvehí no permite la doble militancia y ya ha pedido en varias ocasiones que los asociados que se hayan adherido a JxCat dejen su carné.

Sobre esta cuestión, Solsona ha afirmado que el Consell Nacional que el partido celebró la semana pasada decidió pedir un informe a la Comisión Ética de la formación sobre cómo actuar caso por caso si un asociado se afilia a JxCat y solicita mantener el carné del PdeCAT.

Ha negado que esto abra la puerta a permitir la doble militancia, sino que de esta manera la comisión podrá estudiar caso por caso por si se da alguna “excepción”, aunque ha reconocido que todavía ningún asociado ha ido a esta comisión para que se estudie su caso personal.

El portavoz de la formación ha insistido en que los militantes saben perfectamente que no se permite la doble militancia, por lo que pide que sean ellos los que “de manera libre y honesta” tomen la decisión de abandonar el partido si se afilian a otro, en lugar de esperar a que la dirección del PDeCAT los expulse.

NEGOCIACIONES CON JXCAT

Solsona ha afirmado que las negociaciones sobre la reordenación del espacio político continúan y que ahora mismo, tras la constitución de JxCat, el PDeCAT y la formación de Puigdemont son dos partidos diferentes que trabajan “para llegar a acuerdos electorales”.

“Constatamos que somos dos partidos que buscamos acuerdos electorales”, ha asegurado, aunque no ha dado más detalles públicamente sobre cómo se están desarrollando las negociaciones para no perjudicarlas.

Con el inicio del congreso fundacional y la constitución de JxCat como partido, considera que la integración directa en la nueva formación ya no es posible, pero que ahora se está trabajando para buscar acuerdos de cara a los comicios: “El PDeCAT ha tenido la voluntad de transitar hacia JxCat. Una vez que JxCat se constituye sin esta integración directa, se nos insta a seguir trabajando como dos partidos para intentar llegar a acuerdos electorales”.

Asimismo, ha reiterado las declaraciones de la semana pasada del presidente del partido, David Bonvehí, que dijo que el PDeCAT estaría presente en las próximas elecciones con una fórmula u otra: “Esto no es nada contradictorio cuando decimos que son dos partidos que buscamos acuerdos electorales. Tenemos voluntad de que nuestro proyecto esté presente en las próximas elecciones. Veremos con qué fórmula”.

Comentarios