sábado, 5 diciembre 2020 12:49

El plan de Errejón para hacerse fuerte pasa por desacreditar a Podemos

Íñigo Errejón pasó de ser un estudiante más a liderar al ‘pueblo’ de la mano de Pablo Iglesias con Podemos, una formación política que entró con fuerza en el Congreso en X. Sin embargo, como cualquier otro político, acusó la ambición. Ser el número dos no fue suficiente y decidió divorciarse de su gran aliado. Ahora es el líder de Más País, pero el papel que ejerce en el hemiciclo es secundario. Y esa no es la relevancia que espera tener a largo plazo. Errejón tiene un plan y pasa por ganarle el pulso a Podemos.

El primer paso fue focalizar su fuerza con Carmena y Más Madrid. Un éxito rotundo que a nivel nacional no logró repetir. Pero inició su venganza contra Pablo Iglesias, ‘robándole’ a muchos nombres importantes de Podemos. El rol que quiere asumir se asemeja tanto que los perfiles encajan en uno u otro partido. Sin embargo, si quiere tener algo más que los dos diputados que obtuvo en los comicios del 10 de noviembre, Errejón es consciente de que tiene que diferenciarse. Y eso pasa por ocupar un espacio entre el PSOE y Podemos. Una tarea que tras el gobierno de coalición se ha complicado.

Si Sánchez e Iglesias nunca se hubieran ‘perdonado’, Errejón podría haber sacado tajada con su moderación. Ahora sí, es más difícil, pero no imposible. Cuando se acerquen las nuevas elecciones se vislumbrarán de nuevo las diferencias entre PSOE y Podemos, como ha sucedido en alguna ocasión hasta la fecha, con reuniones que se han prolongado durante horas por la falta de acuerdo. Ese será el momento de Íñigo Errejón para echar en cara al que fuera su compañero la falta de sensatez y de diálogo para lograr acuerdos fundamentales.

Es lo que ya hizo durante la etapa de reproches previa a la segunda investidura de Pedro Sánchez. Ahí, mientras Iglesias trazaba líneas rojas, Errejón ofrecía su apoyo gratis a Sánchez. Su objetivo pasa llevar al extremo a su rival y erigirse como una opción a la izquierda entre PSOE y Podemos. Y, por supuesto, políticas y medidas diferenciales que puedan servirle para captar votos de aquellos que han perdido la confianza en Iglesias.

LOS REPROCHES DE ERREJÓN

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que aproveche la “oportunidad” que supone el acuerdo alcanzado el Europa de reparto de fondos para afrontar la crisis del COVID-19 para lograr que España deje de ser “una colonia de gente precaria dedicada al monocultivo de la sangría y el ladrillo”, y sea “un país soberano y emprendedor”.

“De cómo se inviertan estos millones dependerá el futuro de varias generaciones y la viabilidad de España como país”, ha avisado el diputado madrileño durante su intervención en el Pleno del Congreso en el que Sánchez ha explicado los detalles del acuerdo alcanzado en el último Consejo Europeo

Según Errejón, ese acuerdo “no es la solución ni la línea de llegada”, ni un Plan Marshall, como lo define el presidente del Gobierno, pero sí “una línea de partida que supone una gran oportunidad” para afrontar la “batalla”, con el objetivo de lograr que la Unión Europea “no sea solo un reino de mercaderes”, y que las “condiciones” no signifiquen para España “más empobrecimiento”.

Y en este punto, ha defendido que ese acuerdo debe servir “para romper con la división continental del trabajo” que ha “condenado” a España a ser “la colonia de trabajo barato, de sangría y ladrillo”, y que es la razón de que ahora nuestro país “sufra tanto cuando algunos países recomiendan no viajar a España”, y de que “los gobiernos no se atrevan a tomar las medidas que habría que tomar”, porque suponen “frenar la temporada turística”.