La plataforma ‘RMI Tu Derecho’, junto a la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), ha censurado este jueves la “angustia” y “desconcierto” que están atravesando familias con pocos recursos en Madrid para solicitar en Madrid el Ingreso Mínimo Vital (IMV), com trámites que dificultan el acceso a esta prestación “deja fuera” a muchas familias.

“Considerando el IMV un primer paso tímido hacia una política de erradicación de la exclusión social, este está causando angustia por lo mal que está diseñado”, ha expresado el portavoz de la plataforma, Roberto Borda, al inicio de la rueda de prensa.

En concreto, ha expresado que el punto de inflexión han sido las cartas que ha enviado la Comunidad de Madrid a 11.000 familias en las que les urgen a presentar más documentación en el plazo de diez días hábiles y que “amenazan”, a su juicio, con la suspensión cautelar.

Este trámite, ha sido recibido por los afectados como una traba porque deben presentar el certificado de escolaridad que acredite que los menores en edad obligatoria asisten con regularidad al centro escolar; la declaración de la renta o el certificado del SEPE que acredite la cuantía que recibe en concepto de subsidio o desempleo, entre otra documentación.

Asimismo, Borda ha insistido en que las vías de solicitud no son accesibles para estas familias porque “hasta la solicitud se hace por internet”, las líneas telefónicas de información están colapsadas y “no hay citas en los registros”.

Por su parte, el miembro y portavoz de la asociación, Luis Sainz, ha incidido en que “el diseño no es adecuado”. Además, ha puesto el foco en que la Comunidad de Madrid no haya aceptado que se mantenga el ingreso de la Renta Mínima mientras se percibe el IMV.

CRITERIOS IRRACIONALES

En esta línea, también ha mostrado otros “criterios irracionales” como el hecho de que la edad mínima para poder solicitarlo sean los 23 años y que lleven tres años emancipados. En este sentido, ha cuestionado qué pasará en el caso con los jóvenes tutelados por la Comunidad hasta los 18 años.

También ha compartido su testimonio la miembro de la asociación Karim Elhafian, quien tiene a su cargo a una menor de edad y el pasado septiembre de 2018 vio suspendida su RMI durante tres meses, “fueron peores que la Covid-19”, ha recordado.

Así, ella ha relatado que notificó a los servicios sociales que viajaría a su país durante el mes de agosto con el fin de no recibir ninguna carta que no pudiera responder en plazo y, a su regreso, encontró una carta que derivó en la suspensión de la RMI.

Su único aval era el pasaporte en el que figuraba su salida y entrada en España, pero no bastó para recuperar su RMI. Afortunadamente, ha explicado que la asociación de Entrevías se hizo cargo de los gastos, excepto del alquiler, que pudo acumularlo.

Por último, varios miembros y afectados han leído el comunicado ‘Yo, Antonia García’ en el que han lamentado que “lo que despertó esperanzas se está convirtiendo en fuente de decepción, indignación y mucho malestar” y han llamado a las instituciones a que “por una vez, la burocracia no se cebe con las familias vulneradas”.

POSICIÓN DE LA COMUNIDAD

El consejero de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid, Alberto Reyero, manifestó el pasado 14 de julio sobre el IMV que le hubiera gustado “poder haber hecho las cosas de otra forma”.

“Como tenían que aprobar el IMV antes de que acabara mayo, en su apresuramiento el Gobierno central no ha tenido en cuenta el sistema de servicios sociales municipales, que corre el riesgo de un nuevo colapso en un momento de especial necesidad como el actual”, apostilló.

Asimismo, Reyero explicó que se han tenido que revisar los 25.000 expedientes de RMI activos, diferenciándose los beneficiaros con menores a cargo (13.000) y los que no. Así, se han cruzado estos datos con las bases de datos de la Seguridad Social para determinar a quién se le concederá de oficio esta nueva ayuda y evitar duplicidad.

Por otra parte, también avanzó que el “espíritu” es que la RMI sea “subsidiaria y compatible” con el IMV y llegue a las personas que no estén cubiertas por el Ingreso Mínimo estatal. “Estamos en un proceso de transición complejo, del que llevamos trabajando tiempo y con el objetivo de que nadie se quede desnudo de un ingreso vital”, zanjó.

Comentarios