El PNV defiende contar nuevamente con dos representantes en la Mesa del Parlamento vasco, que tiene garantizados con sus votos y dado el sistema de votación, y el PSE-EE aspira a tener un puesto en este órgano, al igual que en la pasada legislatura. PP+Cs, por su parte, ha solicitado tener un representante y cree que sería “bueno” que estuviesen “recogidas todas las sensibilidades”.

Tras las elecciones del 12 de julio y, una vez acreditados el pasado viernes 25 de los 75 parlamentarios, -tras hacerlo el pasado jueves los 10 representantantes del PSE-EE y el viernes los 31 del PNV-, el reloj del Parlamento se ha puesto en marcha y ha quedado fijado para el 3 de agosto el pleno de constitucion de la Cámara.

En esa sesión, se deberá elegir la nueva Mesa del Parlamento vasco y su configuración dependerá finalmente de los acuerdos que se alcancen, un proceso en el que ya se han dado ya ciertos contactos preliminares entre algunos grupos.

En la pasada legislatura, tras distintos acuerdos, el PNV tuvo a dos representantes, EH Bildu, PSE-EE y Elkarrekin Podemos, uno cada uno, y el PP, con nueve parlamentarios, se quedó fuera de la Mesa del Parlamento. Los jeltzales ocuparon la presidencia y la secretaria primera, EH Bildu la vicepresidencia primera, el PSE-EE la segunda y Elkarrekin Podemos la secretaria segunda.

Tras las elecciones del 12 de julio, el PNV, que ha incrementado su presencia en el Parlamento vasco hasta 31 representantes, defenderá contar nuevamente con dos representantes en la Mesa del Parlamento, dado el número de escaños obtenidos en los comicios y, según han apuntado fuentes del grupo a Europa Press, los tiene garantizados con sus votos y de acuerdo el sistema de votación. Uno de los puestos será el de la presidencia, al que optará Bakartxo Tejería.

Por su parte, fuentes del PSE-EE han indicado que los socialistas aspiran a contar con un representante en la mesa, en correspondencia con lo que ha sido su presencia en este órgano en la pasada legislatura, teniendo en cuenta su subida en escaños (de 9 a 10) y en porcentaje en votos, lo que les ha situado como tercera fuerza de la Cámara.

A la vista de los resultados del 12-J, una de las opciones sería un esquema similar al de la pasada legislatura entre los principales grupos, de manera que el PNV cuente con dos puestos, EH Bildu con uno, PSE-EE con otro.

De cara al quinto representante, hay que tener en cuenta que Elkarrekin Podemos y PP+Cs han empatado en esta ocasión a seis escaños, aunque la coalición del partido morado cuenta con más votos. También Vox cuenta con presencia en la Cámara en esta legislatura, pero se da por hecho que pueda estar presente en este órgano.

No obstante, EH Bildu, por el momento, no ha desvelado su posicionamiento y si apuesta por tener un puesto o podría aspirar a dos, lo que cambiaría el escenario, y tampoco ha habido pronunciamiento desde Elkarrekin Podemos.

PP

Por su parte, el parlamentario electo de PP+Cs, Carmelo Barrio ha explicado que han solicitado al PNV poder contar con un representante la Mesa del Parlamento vasco, pero ha afirmado que dependerá de la voluntad de la mayoría parlamentaria.

“Todo dependerá de si tienen voluntad de ceder un puesto para que estén representada la pluralidad del Parlamento, pero, si no tienen voluntad, no nos dejarán. En la legislatura pasada ya se nos dejó fuera de la Mesa”, ha añadido en declaraciones a Europa Press.

Barrio ha señalado que, en esta ocasión, están empatados a escaños con Elkarrekin Podemos, -aunque esta coalición cuenta con más votos”-pero lo van a “intentar” y han mantenido contactos con la dirección del PNV y se lo han solicitado.

El representante popular, que ha indicado que desconoce lo que finalmente ocurrirá, cree que “sería lo adecuado” que pudieran contar con un puesto en la Mesa, que es un órgano “importante para organizar la vida parlamentaria”.

“Es bueno que estén recogidas todas las sensibilidades, ya ha habido épocas en las que han estado todos los grupos parlamentarios, bien se podría reivindicar esa mesa plural y conformada por todos los grupos, está claro que debiera de ser así. Es bueno para el parlamentarismo pero son otros los que van a tener que tomar la decisión”, ha señalado.

Comentarios