miércoles, 2 diciembre 2020 04:09

Policía de Navarra alerta del aumento de extorsiones sexuales

La Policía Foral, a través de la Brigada de Delitos Económicos y contra el Patrimonio y del Grupo de Delitos Informáticos, investiga nueve casos de extorsiones sexuales, conocidos como ‘sextorsión’, denunciados en las últimas semanas, si bien se sospecha que su número puede ser muy superior, ya que hay víctimas que prefieren evitar no informar de posibles chantajes con contenido sexual.

Los delitos se cometen a través de distintos métodos. Así, en dos de los casos investigados, los denunciantes aceptaron por redes sociales una solicitud de amistad con mujeres, que tras entablar una conversación acabaron capturando un vídeo íntimo, por el que solicitaron después 3.800 y 1.000 euros respectivamente con el fin de que no fueran difundidos a su entorno familiar, de trabajo y amistades.

En otra ocasión, el internauta recibió un correo electrónico en su cuenta de Hotmail en que le comunicaban que su dispositivo había sido hackeado y que tenían en su poder un vídeo íntimo de la denunciante, supuestamente grabado mientras accedía a alguna página de contenido para adultos. Si no pagaba 1.000 dólares en bitcoins en un plazo de cincuenta horas difundiría el vídeo entre sus contactos.

Desde Policía Foral han explicado que aunque en ocasiones los correos incluyen contraseñas antiguas se trata de difusiones masivas de mails, utilizando datos “robados” en algún momento y que circulan por internet, por lo que en realidad no existe tal hackeo del ordenador.

Según ha detallado el cuerpo policial, otra de las tipologías se comete a través de WhatsApp y consiste en la recepción de un mensaje de una persona, que se presenta como empleado de un piso de prostitución, solicitando una cantidad de dinero por haber contactado con una mujer.

Intenta amedrentarle de diferentes maneras, incluso amenazando con mandar a personas a su domicilio para cobrarle por supuestos servicios prestados, ha detallado la Policía Foral en una nota.

RECOMENDACIONES DE LA POLICÍA

Para evitar ser víctima de este tipo de delitos sexuales, la Policía Foral recomienda evitar hacerse fotografías de contenido sexual, o activar la webcam en contactos íntimos online, muy especialmente las que salga rostro o rasgo identificable.

También aconseja desconfiar de personas que quieran tener sexo online al poco tiempo de haberse conocido; mantener actualizado el programa antivirus y a ser posible que éste detecte páginas maliciosas; así como guardar pruebas y evitar cualquier contacto con el extorsionador. En este sentido, nunca se debe pagar, ya que si ven que la persona teme realmente la publicación de las imágenes exigirán más.

Además, la Policía Foral recuerda que cada actividad realizada en internet deja una huella y las imágenes o videos compartidos pueden seguir en internet indefinidamente.

Si se es víctima de un chantaje de este tipo, la Policía Foral recomienda ponerse en contacto con el cuerpo de inmediato, desde donde se garantiza la confidencialidad de la información aportada.