La Policía descubre una furgoneta con 900 kilos de hachís en su interior
Dos detenidos tras encontrarse 900 kilos de Marihuana oculta en una furgoneta en el puerto de Algeciras.

La Policía Nacional ha detenido a dos personas en el puerto de Algeciras (Cádiz) después de que se les fueran incautados 900 kilos de hachís que mantenían ocultos en el interior de una furgoneta. Esta procedía del puerto de Tánger (Marruecos).

Una patrulla de guías caninos desplegada con motivo de la Operación Minerva, que la Policía comenzó el pasado 12 de julio con el objetivo de luchar contra la delincuencia transfronteriza y la inmigración ilegal, fue la responsable de hallar en el interior del vehículo la mencionada cantidad de hachís.

La pareja formada por un agente español y otro finlandés procedieron a la inspección del vehículo en el filtro de entrada del puerto de Algeciras. Pudieron ver cómo había sido manipulado por completo para esconder la mercancía, la cual estaba distribuida en más de 2.600 paquetes por toda la furgoneta. Los dos individuos fueron detenidos por un delito contra la salud pública.

Más de 1.800 intervenciones en la operación Minerva’19

Desde que el pasado 12 de julio diese comienzo la Operación Minerva’19, las intervenciones policiales han superado los registros del pasado año 2018. Se han realizado más de 1.400.000 inspecciones fronterizas realizadas a viajeros y a más de 300.000 vehículos.

Este operativo, del que son partícipes policías de 16 estados miembros de la Unión Europea y que se encuentra liderado por parte de la Policía Nacional, se encarga de reforzar las inspecciones llevadas a cabo en la frontera para evitar problemas de delincuencia e inmigración ilegal. Además, también se encarga de proteger a la ciudadanía de las amenazas terroristas.

Desde la puesta en marcha de la operación se han registrado, tal y como ha informado la Policía Nacional, 1.803 incidentes, lo que supone un aumento del 10,8% con respecto al pasado año. Entre estas intervenciones se han llevado a cabo actuaciones frente a la evasión del control fronterizo, falsedades documentales e individuos que han tratado de entrar en España escondidos en vehículos.

Dentro de este operativo han estado involucrados más de 2.029 inmigrantes irregulares, de los cuales 101 son menores de edad. Asimismo, tras las actuaciones que han sido llevadas a cabo por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, se detuvieron a un total de 216 personas.

Por otro lado, desde que se inició la Operación MINERVA’19, la Policía Nacional ha investigado a 32 personas relacionadas con actividades de terrorismo islámico. Este dato supone un crecimiento del 300% con respecto al año 2018.

Hasta el momento, la operación de la policía que se desarrolla en las fronteras de Tarifa, Ceuta y Algeciras, ha supuesto la inspección de más de 1.400.000 pasajeros y más de 300.000 vehículos.

Fabrice Leggeri visita los puestos fronterizos

Fabrice Leggeri, director de la Agencia Europea de la Guarda de Fronteras y Costas “FRONTEX”, visitó los pasados días 28, 29 y 30 de agosto los centros de coordinación de las actividades operativas que se encuentran financiadas por parte de la Agencia Europea en España. También acudió personalmente a los puestos fronterizos localizados en el puerto de Algeciras, Ceuta y Melilla. De esta manera pudo conocer al despliegue de agentes en estos lugares y comprobar de primera mano el trabajo que realizan los especialistas.

Leggeri trata así de mantener el buen hacer de los últimos años en la ruta Marruecos-España, a la que considera bajo control. No obstante, es consciente de que la situación puede cambiar en cualquier momento. Por ello, tal y como ha incidido en numerosas ocasiones, no pierden de vista la situación y se seguirán sucediendo las actuaciones por parte del FRONTEX para evitar que España pueda llegar a convertirse en un punto caliente.

Fabrice Leggeri, director de la Agencia Europea de la Guarda de Fronteras y Costas “FRONTEX”
Fabrice Leggeri, director de la Agencia Europea de la Guarda de Fronteras y Costas “FRONTEX”

Frontex sale al paso de las acusaciones de maltrato a los refugiados

Frontex tuvo que salir hace unas semanas al paso de las acusaciones vertidas sobre las actuaciones de sus agentes. Desde el organismo se ha negado de forma categórica que sus efectivos tuviesen implicación alguna en violaciones de los Derechos Humanos de refugiados e inmigrantes. Además, han recalcado que carecen de poder sobre el comportamiento que puedan llegar a tener los agentes de frontera nacionales. Y lo mismo ocurre con las fuerzas policiales de los Gobiernos de la Unión Europea.

En algunos documentos internos manejados por la agencia se reconoce que en algunos casos ha habido un “uso excesivo de la fuerza”. También se habla de “maltrato a refugiados” por la utilización de porras, gas pimienta y perros de caza como escoltas. Esto último ocurrido en países como Grecia, Bulgaria y Hungría.

Además también se ha denunciado el uso de esposas de una manera innecesaria y la deportación de menores no acompañados, lo cual no está permitido. De ello han informado el diario británico “The Guardian” y la cadena alemana ARD, así como el centro de investigación de Derechos Humanos, Correctiv.

Comunicado de Frontex para aclarar sus competencias

Tras estas acusaciones recibidas, la agencia se vio obligada a salir al paso de las mismas emitiendo un comunicado. En el mismo se recalcaba que “Frontex rechaza categóricamente cualquier implicación de sus agentes en violaciones de los derechos fundamentales”.

Al mismo tiempo, desde dicha agencia europea se ha incidido en que, aunque tiene la posibilidad de “suspender a un agente desplegado por Frontex en sus operaciones”, no cuenta con “la autoridad sobre el comportamiento de las fuerzas de policía o de fronteras nacionales ni tiene el poder de llevar a cabo investigaciones en el territorio de los estados miembros de la UE”. Por este motivo, al recibir este tipo de informes, se han puesto en contacto de manera inmediata con las autoridades nacionales correspondientes.

En cualquier caso, desde la agencia europea se hace hincapié en que en caso de que se detecte “cualquier indicación de mala conducta o de violación de los derechos fundamentales cometida por cualquier agente”, actuará en el mismo momento en el que “sea informada del incidente”. También han querido recalcar que “hasta el momento no ha habido ninguna queja presentada contra ningún agente de Frontex”.

En su comunicado, también recalcaba su total “condena” a cualquier tipo de trato que sea inhumano. Teniendo también presentes los procesamientos y otros tipos de violencia considerados “ilegales en virtud de la Carta Europa de los Derechos Fundamentales”.

La agencia creada para proteger las fronteras exteriores

La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) se creó en el año 2004 con el objetivo de ayudar a los Estados miembros de la Unión Europea, además de al resto de países asociados a Schengen. Su objetivo es proporcionar ayuda de cara a proteger las fronteras exteriores del espacio de libre circulación de la Unión Europea.

Es una agencia que se encuentra financiada por la UE y por contribuciones de los países asociados a Schengen. Se prevé que para el próximo año 2020 cuente con cerca de 1.000 agentes.

En el año 2016, la agencia se amplió y modernizó. Además, se elevaron sus competencias en control de la migración y la gestión de las fronteras. También comenzó a tener una mayor responsabilidad en materia de delincuencia transfronteriza. Por ello, hoy en día es una pieza clave dentro del espacio de libertad, justicia y seguridad de la Unión Europea.

En la actualidad cuenta con más de 1.500 funcionarios de los Estados miembros que se encuentran desplegados por todo el territorio de la UE. El Centro de Situación Frontex, que se encarga de vigilar las fronteras exteriores, está activo las 24 horas del día los 365 días del año.