George Floyd

Las miles y miles de personas que llevan mas de una semana protestando a lo largo y ancho de Estados Unidos están de enhorabuena. Han conseguido uno de sus múltiples objetivos: el endurecimiento de los cargos por los que se juzga al policía que asfixió al hombre afroamericano George Floyd, y la imputación de los otros tres agentes que le acompañaban. La autopsia realizada al fallecido recientemente demuestra que murió debido al ahogamiento.

En concreto, los cargos al expolicía Dereck Chauvin, quien mantuvo su rodilla presionando el cuello de George Floyd durante más de ocho minutos pese a los quejidos del hombre, que aseguraba no poder respirar, ascendieron de asesinato en tercer grado y homicidio imprudente a asesinato en segundo grado.

Respecto a los otros tres policías, ellos ni siquiera habían sido acusados de delito alguno, lo cual ha cambiado ahora: se acusa Tou Thao, J. Alexander Kueng y Thomas Lane de ayudar e instigar asesinatos en segundo grado, recoge El Mundo.

Thao es el policía que, en la grabación, aparece cerca de la escena sin participar pero protegiendo a su compañero. Lane y Kueng, por su parte, ayudaron activamente a Chauvin restringiendo los movimientos de Floyd, inmovilizándole la espalda.

NO IMPLICA EL FINAL DE LAS PROTESTAS

Se trata de una fuerte diferencia entre el punto de partida y la situación de los acusados a día de hoy. Hay que recordar que, en un principio, los agentes fueron despedidos, pero Chauvin no fue ni detenido ni acusado. Fue cuatro días después de comenzar las protestas cuando los cuerpos de seguridad de Mineápolis finalmente detuvieron al expolicía.

Esto no implica que las protestas vayan a ir a menos. La comunidad negra se ha propuesto atacar y vencer de una vez por todas al racismo sistémico en el país, por lo que persiguen cambios mucho mayores. No obstante, sí que ha sido un alivio muy celebrado.

OBAMA SE PRONUNCIA

El expresidente Barack Obama habló este miércoles sobre las protestas. Era su primera comparecencia pública desde que empezaron los altercados. “Esta es una increíble oportunidad para que la gente despierte“, aseguró, mostrándose satisfecho de que tanta gente esté dispuesta a luchar para conseguir, de una vez por todas, un cambio profundo e histórico. Aseguró que el detonante de estas protestas era “una larga historia” marcada por “la esclavitud, la segregación, la guetificación y el racismo institucional”, recoge elPeriódico.

“Tenéis el poder de que las cosas mejoren y habéis ayudado al país entero a sentir que esto es algo que tiene que cambiar”, indicó.

Comentarios