El Grupo Parlamentario Popular ha presentado en el Congreso de los Diputados una batería de iniciativas para esclarecer si “los numerosos ceses y cambios de destino” que asegura que han tenido lugar en la Sanidad Militar en plena pandemia obedecen o no a criterios de eficiencia.

En concreto, el PP centra sus preguntas y peticiones de informes en ceses forzosos y destituciones “fulminantes”, y pone como ejemplo la de la responsable de Recursos Humanos del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid o la coronel médico Ana Betegón en otro hospital, en este caso el Hospital General de la Defensa en Zaragoza, “una mujer pionera en las Fuerzas Armadas y con una magnífica hoja de servicios”.

El GPP también exige datos y documentación sobre los motivos que han conducido al cese del coronel médico Antonio Fe Marqués, al frente del Departamento de Medicina Militar Operativa del Gómez Ulla, o las razones objetivas por las que el coronel médico Ángel Lorenzo Muñoz ha dejado de ser vocal asesor del Subsecretario de Defensa para ser trasladado al Cuartel General de la Armada.

En el caso concreto del Gómez Ulla, el Grupo Popular también se interesa con una batería de preguntas por los ceses fulminantes de las Subdirectoras de Enfermería Isabel Vegas, Rosa Galindo y Pilar Cornejo, así como por la dimisión de hasta 21 supervisoras.

A estos ceses y dimisiones, el Grupo Popular suma reclamaciones de datos a Defensa sobre varios cambios de destino, así como todas las solicitudes de excedencia presentadas, y las causas que las motivan.

El GPP también reclama los datos relacionados con la medalla que se concedió a dicha teniente coronel por una asistencia sanitaria a un enfermo durante un viaje en AVE, para conocer los méritos objetivos que avalan dicha distinción, a la vez que solicita la lista de todos los integrantes de la Sanidad Militar que iban en dicho viaje.

“TRATO DENIGRANTE” A TRABAJADORES

En relación con casos de presunto “trato denigrante” a trabajadores, los ‘populares’ también formulan dos preguntas por escrito, una sobre los tres expedientes que tiene abiertos la supervisora recién nombrada del Gómez Ulla, y otra sobre si es cierto que ya fue cesada en 2017 a petición de los sindicatos.

Al respecto del Servicio de Anestesiología y Reanimación, el GPP también reclama los expedientes de material de compra relacionada por dicho Departamento en el Gómez Ulla, pero también en el Hospital General de la Defensa en Zaragoza y en toda la Sanidad Militar.

Además, pregunta por las razones que explican “la gran falta de especialistas civiles y militares” que padece actualmente el Servicio de Anestesiología y Reanimación del hospital madrileño.

El PP también quiere conocer exhaustivamente “en qué ha consistido y consiste” el apoyo de la Sanidad Militar al Sistema General de Salud Pública y la Sanidad Privada durante el estado de alarma y la pandemia causada por el COVID.

Y para ello ha registrado iniciativas parlamentarias para obtener el detalle de cuántos profesionales sanitarios militares han participado y en qué ubicaciones no militares, día a día y hasta la actualidad.

APORTACIÓN A IFEMA

Concretamente, en relación el hospital de campaña de IFEMA, se interesan por la aportación de la Sanidad Militar al mismo y piden el número y relación nominal de los especialistas en Anestesiología y Reanimación de la Sanidad Militar que han participado de manera presencial y continuada en él, así como la relación detallada del material proveniente de la Sanidad Militar que se ha utilizado de manera permanente en el hospital de IFEMA.

Los diputados ‘populares’ también interrogan al Gobierno por la aportación del Hospital Central de la Defensa ‘Gómez Ulla’ en la lucha contra el coronavirus y piden al Ejecutivo el número de pacientes ingresados y tratados en el mismo, así como el número de fallecidos por Covid-19 y el número de fallecidos por sospecha de padecer coronavirus.

Comentarios