El vicesecretario de Política Territorial del PP, Antonio González Terol, ha asegurado este jueves que PSOE y Unidas Podemos “alentaron manifestaciones contra Isabel Díaz Ayuso” cuando la Comunidad de Madrid “confinó las zonas mas afectadas por el Covid-19” y, sin embargo ahora el Ministerio de Sanidad “impone” mayores restricciones.

“Semanas después, imponen restricciones más severas a diez municipios de esta región, incluida la capital. ¿Alguien entiende algo?”, ha indicado González Terol en su cuenta de Twitter ante la orden de Sanidad que ha publicado el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que da 48 horas para cumplirla.

El dirigente del PP ha subrayado además, en una entrevista previa en Telemadrid, que hoy se conocen datos que dicen que “se estabiliza el número de personas ingresadas, que baja la presión en urgencias” y que “hay capacidad de triplicar el número de camas de UCI”.

“Las condiciones en las que nos encontramos hacen innecesaria la aplicación de una medida tan drástica como la que se quiere aplicar sin consenso”, ha enfatizado, para añadir que “la foto” de hace 10 días entre Pedro Sánchez y Ayuso “parece que en Moncloa la han tirado a la basura”.

En este punto, el responsable de Política Territorial del PP ha indicado que Sánchez, “diputado por Madrid”, ha “decidido abandonar” a la Comunidad de Madrid estos meses e incluso “convertirla en un ariete constante político del Gobierno de la nación”.

CON Cs, “DISCREPANCIAS DE GESTIÓN PUNTUAL”

González Terol ha señalado que después de las manifestaciones del 8 de marzo la Dirección de Salud Pública de la Comunidad de Madrid emitió un informe diciendo que el Gobierno de España “debía tomar medidas mucho más severas para controlar la Salud Pública”. “El 11 de marzo, Ayuso fue la primera presidenta que cerró colegios y centros de mayores para garantizar la salud pública”, ha recordado.

Finalmente, ha asegurado que, frente a las “peleas” de PSOE y Unidas Podemos en el Gobierno, la relación entre PP y Cs “pasa por sus mejores momentos” si bien ha reconocido que “siempre puede haber discrepancias de gestión puntual en algún asunto” como ocurre en los gobiernos de coalición.