El Decanato de los Juzgados de Zamora ha sido precintado tras conocerse un positivo por COVID-19 en una funcionaria que trabaja en las instalaciones.

La decana ha decidido cerrar las dependencias “hasta que se proceda a la desinfección” y ha informado de que, “mientras no se confirme que el resto de funcionarios han dado resultado negativo en las pruebas”, el servicio quedará paralizado.

De esta manera, los asuntos urgentes que exijan un pronunciamiento inmediato serán presentados directamente a través del Juzgado de Guardia.

La decana ha notificado la resolución al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, así como al presidente de la Audiencia Provincial de Zamora, el Fiscal Jefe de Zamora y a cada uno de los magistrados del partido judicial de Zamora.

CSIF EXIGE MEDIDAS URGENTES

Tras conocer este positivo, el sindicato CSIF ha exigido a la Gerencia Territorial de Justicia de Valladolid que tome “medidas urgentes” para garantizar la seguridad de funcionarios, profesionales y ciudadanos.

El responsable del sector de Justicia en CSIF Zamora, Juanjo Banciella, ha solicitado que se tenga “un rápido conocimiento” de cualquier positivo que se pueda producir en lo sucesivo dentro de los Juzgados de Zamora.

El sindicato ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de operadores jurídicos para que, dado el particular servicio que presta el Decanato, se evite en los días de cuarentena de los funcionarios la presentación de escritos o procedimientos que no sean urgentes.

Comentarios