PRÍNCIPE ANDRÉS

El príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel II y Felipe de Edimburgo, ha sido el protagonista indiscutible de la Casa Real Británica en los últimos meses, una monarquía a la que eso de los escándalos no le sienta demasiado bien.

El duque de York ha puesto en apuros a la monarquía británica por la relación cercana que mantenía con el magnate Jeffrey Epstein, quien decidió quitarse la vida el pasado mes de agosto en la cárcel después de haber sido acusado de tráfico y abuso de menores. Pero no es solo la relación que tenía con Epstein lo que ha puesto en apuros al a Casa Real. Sino también una acusación particular hacia el propio duque.

1LA RELACIÓN DEL PRÍNCIPE ANDRÉS CON JEFFREY EPSTEIN

Andrés y Epstein eran amigos desde el año 1999, según el propio Andrés. Aún así, nunca se pensó que su amistad llegase a ser tan íntima como ha salido a la luz recientemente. Hasta el momento, se decía que Jeffrey y Andrés mantenían varias citas anuales, pero ahora se ha podido saber que, en realidad, quedaban muchas más veces al año.

Pero ha sido una relación que, claramente, no le ha beneficiado en nada. El magnate Jeffrey Epstein fue condenado el pasado verano por delitos de abusos y tráfico de menores. Una sentencia que también ha salpicado al duque de York, el favorito de la Reina Isabel II.

Atrás