Elsa MartIn Olsen
Elsa Martín Olsen. Foto: @doradodan.

Hay más voces que apuntan a que el negocio de la comisionada para el Bienestar Animal de la Comunidad de Madrid, Elsa Martín Olsen, necesita el registro de actividades pecuarias. La Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid (FAPAM) se ha unido al criterio de los técnicos de la Consejería de Medio Ambiente y del Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid. Su presidenta, Matilde Cubillo, ha confirmado a MONCLOA.COM que cualquier negocio que tenga actividad con animales necesita tener el registro de actividades económico pecuarias.

Campus Perruno, el negocio de Martín Olsen, no dispone de dicho registro. Y pese a que el departamento de prensa de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid insiste en que está todo correcto, cada vez son más las voces que dicen lo contrario. “Hasta una simple peluquería canina lo necesita”, asegura Cubillo. “Es un tema sanitario, tiene que haber un control por parte de la administración”, continúa. “Cualquier actividad con animales requiere ese registro”, puntualiza la presidenta de la FAPAM a las preguntas del medio sobre qué tipo de negocios requieren el registro pecuario.

Desde la Consejería insisten en que el negocio de Martín Olsen está completamente en regla. Según sus explicaciones, Campus Perruno no necesita ese registro porque se trata de un lugar “donde los propietarios de los perros, que son los responsables de los animales, se reúnen de manera puntual para disfrutar al aire libre”. A pesar de que se ofrezcan servicios de guardería canina con recogida a domicilio o hotel perruno, la Consejería sostiene que todo es legal.

Elsa Martin Olsen

La Consejería de Medio Ambiente de Madrid se rompe por la defensa de Elsa Martín Olsen

  • Los técnicos del área de protección animal aseguran que "cualquier centro que tenga actividad con animales debe registrarse".
  • La FAPAM, el Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid y los propios técnicos del Área de Protección Animal (dependiente de la Consejería de Medio Ambiente) van todos a una. Consultados por este medio han respondido exactamente lo mismo: cualquier actividad con animales necesita el registro. De hecho, la calificación urbanística que pidió Elsa Martín Olsen para desarrollar Campus Perruno en la finca de Brunete (Madrid) planteó un centro de rehabilitación canino y ecuestre, un modelo de negocio que debería disponer del registro de actividades económico pecuarias, según opinan los expertos.

    ELSA MARTÍN OLSEN Y EL CONTROL SANITARIO

    Olsen cobra a los clientes diez euros por persona y cinco por perro. Tras abonar el importe, los dueños de los perros pueden llevar a sus mascotas a la piscina de Campus Perruno, uno de sus principales reclamos. Los expertos, sin embargo, insisten en que si el objetivo del registro es tener un control sanitario por parte de la administración de los negocios que traten con animales, una piscina en la que se bañan canes de diferentes orígenes debería estar bajo la lupa de la Comunidad de Madrid. 

    Elsa Martin Olsen

    La responsable de Bienestar Animal de Madrid tuvo un centro canino sin registro pecuario

  • El Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid asegura que cualquier actividad económica con animales lo requiere.
  • El Decreto 176/1997, del 18 de diciembre, apunta lo mismo que los expertos y los técnicos. Pero la Consejería de Medio Ambiente se ha roto por la defensa del negocio de Elsa Martín Olsen. Portavoces de la Consejería insisten en que es todo legal y en que el negocio dispone de todos los registros. Sin embargo, el Área de Protección Animal opina diferente. Una simple llamada al departamento es suficiente para que asesoren a cualquier madrileño sobre qué debe hacer para montar un negocio de las mismas características del de Olsen. Y lo primero que confirman es que se necesita el registro del que la comisionada para el Bienestar Animal no dispone.

    La única respuesta de la Consejería ha sido que “el proyecto cuenta con su correspondiente licencia de actividad y funcionamiento. Se trata de un proyecto que no se impulsó por completo y sólo se desarrolló la parte de ocio, que se desarrolla de mayo a septiembre, donde los propietarios de los perros, que son los responsables de los animales, se reúnen de manera puntual para disfrutar al aire libre de una piscina y correr por el campo. En ningún caso ni residen, ni se acogen ni se rehabilitan animales en el proyecto”.

    Elsa Martín Olsen fue presentadora del reality La selva de los famoSOS y ha estudiado un curso de auxiliar técnico y asistente veterinario por el Instituto Superior de Estudios (ISED). Pero fue su negocio, Campus Perruno, fue el que la avaló para ocupar el cargo que actualmente ostenta, remunerado con más de 70.000 euros anuales. La elección de Martín Olsen como comisionada para el Bienestar Animal de la Comunidad de Madrid fue una decisión personal de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

     

    Comentarios