El PSOE estrena nuevos carnés digitales de militantes en plena pandemia para sustituir a los tradicionales de plástico y situarse “a la vanguardia de la transformación ecológica y digital”. Los socialistas los podrán descargar en el móvil y usar en actos presenciales o procesos telemáticos gracias a un código QR.

Estos carnés llevan el nombre de Pablo Iglesias para recordar al fundador del partido hace 141 años. La presentación, en el centro cultural La Petxina de València, ha corrido a cargo del ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que ha defendido que hay motivos de sobra para “seguir luchando por la causa socialista”.

Con el lema ‘Un mismo corazón’, el emotivo acto ha servido para homenajear a socialistas veteranos como Marisa y Pepa, militantes desde los 80, con la entrega del libro ‘Feminismo socialista’ de la referente María Cambrils. Olimpia y Alejandro, otros militantes históricos, han sido alabados por huir de la represión y luchar contra el franquismo desde la clandestinidad.

Los nuevos carnés se enmarcan en el proceso de modernización del PSOE para “estar a la altura de los desafíos que se presentan”, ha reivindicado Ábalos en “un día emocionante para expresar el socialismo afectivo”. “Pocos partidos se pueden permitir estos actos, ¿quién puede decir que lleva 50 años de militante?”, se ha preguntado.

Pero este objetivo va de la mano de la intención de combinar la afiliación con un partido mayoritario porque “no todos los socialistas están dentro del PSOE ni tienen carné”. “Hay fidelidades y lealtades que no se carnetizan”, ha exclamado el ‘número tres’.

DEFENDIENDO SU HISTORIA

Echando la vista atrás, Ábalos ha recordado que la evolución del PSOE no fue fácil, sino “una conquista de la afiliación para conseguir derechos”, aunque ha augurado que llegarán más. Y ha sacado pecho de los logros del gobierno compartido con Unidas Podemos y de la impronta socialista en proyectos como el ingreso mínimo vital.

El PSOE, ha recalcado, no tiene “nada de lo que avergonzarse” y sigue “a la cabeza de la modernización”. “Las razones de ahora no son tan épicas como las de pasadas generaciones, pero hay muchos motivos para seguir luchando por la causa socialista”, ha reivindicado.

Como líder del PSPV, Ximo Puig ha defendido este tipo de homenajes para “rebelarse contra la ausencia de sentimientos que a veces provoca la pandemia” y ha coincidido en que “el sentimiento socialista está ahí” aunque cambie el carné. Es, a su juicio, el proyecto político más vivo para salir de la crisis, “patrimonio de todo el pueblo de izquierdas y alianza intergeneracional permanente”.

“Que nunca perdamos nuestros orígenes”, ha rogado el también ‘president’ de la Generalitat para recordar de nuevo a María Cambrils y al cantautor Joaquín Carbonell, fallecido este sábado a los 77 años, “un progresista que cantó por la libertad”.

En la apertura, la diputada por León Andrea Fernández ha celebrado la recuperación de la “vida socialista” tras el confinamiento y las vacaciones y ha llamado a afianzar el afecto de los militantes, agradeciendo a los “valientes” que estuvieron, están y estarán. Ha asegurado que ellos deciden con quien gobierna el PSOE y que no van a permitir “ni un paso atrás contra la derechita cobarde”.