sábado, 5 diciembre 2020 13:45

Ramona Maneiro defiende la Ley de eutanasia pero rechazó la invitación para ir al Congreso

  • Ramona Maneiro reconoce que la ley "es un paso adelante" aunque no termina de confiar en los políticos.
  • A las asociaciones que están en contra de la eutanasia les pide que dejen de "tocar los cojones" y se centren "en las personas que quieren vivir".
  • No ha querido desvelar qué partido político le invitó a acudir al Congreso de los Diputados aunque no quiere que se le relacione con ninguna formación.
  • Ramona Maneiro, la persona que ayudó a Ramón Sampedro a morir y que estuvo a su lado los dos últimos años de su vida, ha rechazado las afirmaciones que la califican como “abanderada” de la eutanasia aunque está contenta porque la medida haya sido aprobada en el Congreso de los Diputados, con 201 votos a favor, pero no quiere celebrarlo antes de tiempo porque no se fía de los políticos. En concreto, un partido político, que no ha querido desvelar, le invitó a acudir al Congreso el pasado martes.  Sin embargo, Maneiro rechazó la proposición porque no quiere que se le vincule con ninguna formación política.

    Estoy muy quemada con la política y con los políticos. No quiero que me utilicen. Ellos que hagan su trabajo y yo haré el mío. Yo cuando desempeño mis labores no llamo a nadie para que realice mi trabajo“, ha expresado Ramona, en declaraciones a Moncloa.com.

    En la actualidad, Ramona Maneiro  vive en A Boiro (La Coruña) de donde es oriunda, y disfruta de la vida junto a sus cinco nietos, con los que ha conocido el verdadero significado de la palabra amor y reconoce que está orgullosa del “equipo” que ha formado (3 hijos y los 5 nietos).

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”46370″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Desde la muerte de Ramón Sampedro en 1998 ya han pasado 22 años y desde entonces poco se ha sabido de esta mujer, que ha asegurado que la esfera pública nunca le ha gustado y las veces que ha tenido la oportunidad de salir en algún medio de comunicación le ha costado comentarios críticos que le han insinuado que ganaba una gran suma de dinero “cuando es mentira” porque apenas le daban algo.

    En relación con la Ley de la eutanasia, Maneiro afirma que “es un paso adelante” y que serviría para “momentos puntuales” porque “la gente que se quiere suicidar, como dicen algunos, lo harán sin necesidad de la eutanasia”. Uno de los aspectos positivos que destaca es que la sociedad está “muy sensibilizada” y “mentalizada” a pesar de “cuatro personas que se creen los dueños del mundo y de las vidas de las personas”.

    Además, apela a que la ley debe establecerse para casos “extremos”, como el de Ramón Sampedro, personas que “no pueden más” y que están “cansados de luchar y sobrevivir de la manera que pueden” e insta a respetar a los que deciden no luchar más.

    LEY DE EUTANASIA Y AYUDA A PERSONAS ENFERMAS

    En esa misma línea, Ramona Maneiro hace un llamamiento a los políticos del país y les pide que cuiden a la sociedad, “se dejen de pelear entre ellos” y tomen decisiones que vayan acompañadas de “medidas para el bienestar social”.

    “Que dejen de tocar los cojones y que ayuden a las personas enfermas que quieren vivir”, exclama enfadada Maneiro, que recuerda, también a las asociaciones que se muestran en contra de la eutanasia, que hay familias que reúnen tapones de botellas de plástico para costear las operaciones o medicamentos de sus familiares. “Es triste que la gente tenga que recaudar los putos tapones”, y manda un mensaje a la asociación Provida, “que se centren en estos casos y dejen de torpedear a los demás”, sentencia Ramona.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”75618″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Durante la entrevista, una de las palabras más repetida por la protagonista es “respeto” y es que en todo momento, Maneiro asegura que se debe respetar a las personas que quieran luchar por su vida y a las que no. “Mi opinión es la misma de siempre, que se respete a cualquier persona”, aunque califica de “gentuza” a los que imponen vivir de cualquier manera. “A la gentuza que está en contra les pido una cosa, que se centren en las personas enfermas que quieren vivir dignamente y que se les asegure la mejor vida posible pero a los que se quieran ir, que les dejen en paz“.

    PP Y VOX LE PRODUCEN CÓLICOS NEFRÍTICOS

    En general, Maneiro repite en varias ocasiones que no confía en la política ni en los políticos, ya que cuando “les interesa aprueban leyes rápidamente” pero luego medidas de interés social “se lo toman con tranquilidad”, no obstante, acude a un dicho popular para no dejar de creer en que es posible que la ley salda adelante: “Las cosas de palacio van despacio“.

    Sobre la postura del PP y de Vox, la entrevistada califica de “burradas” lo que dicen y asegura que le producen cólicos nefríticos escucharles porque “es triste que con lo que dicen quieran hacer entender a la gente lo que no es“.  De hecho, reconoce que la eutanasia estaría regulada y no sería un proceso libre que cualquier persona podría solicitar. “Que aprueben la ley y ya cada uno hará lo que considere, siempre y cuando esté dentro de la legalidad. La gente se cree que aprobar la eutanasia significará que se pedirá en masa y eso no es así.

    ÁNGEL HERNÁNDEZ SE CONVIRTIÓ EN RAMONA MANEIRO

    Hace unos meses, se conoció el caso de Ángel Hernández, que cumplió el deseo de su mujer, María José Carrasco, al ayudarla a morir en su domicilio tras más de tres décadas padeciendo esclerosis múltiple. Ángel se grabó un vídeo en el que su mujer le daba el consentimiento para ayudarla a tomar una sustancia (pentobarbital sódico) para acabar con su vida. Cuando Ángel llamó al 112 para informar del fallecimiento de su mujer, la Policía se personó en su domicilio para arrestarle por colaboración y pasó un día en los calabozos tras ser puesto en libertad sin medidas cautelares.

    Sin embargo, su caso fue trasladado a un juzgado de violencia de género, una decisión que a Ramona le da razones para pensar que “España es un país de pandereta“. Entre Ángel y ella hay una buena relación y cuando Maneiro vio el vídeo de Hernández y su mujer le entró una sensación de “alegría” y “tristeza”. “Tenerlo que hacer de una manera clandestina y ver sufrir a la persona que quiere es muy duro pero me alegré mucho por Ángel y su mujer“, describe Maneiro que confirma que apoya a Hernández y está dispuesta a luchar con él.

    “Es lamentable que ocurran detenciones como las de Ángel. Tenía que estar él pasando su duelo de dejar marchar a su mujer y no encerrado en un calabozo y pensando en cosas que no tocaban”, explica Ramona Maneiro antes de finalizar la entrevista con un mensaje para las personas y asociaciones que están en contra: “Dejad morir a la gente cómo les apetezca“.