Pedro Sánchez

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicó el pasado lunes su segunda encuesta en apenas 15 días. El resultado no augura nada positivo para el PP, cada vez más lejos del PSOE (a 13 puntos, exactamente). La oposición de Pablo Casado no convence y su último discurso, el de solicitar al Gobierno un único mando, ha generado una fuerte controversia. Ni los rebrotes ni el fracaso en los comicios gallegos y vascos han supuesto un varapalo para Pedro Sánchez. O eso al menos se desgrana del organismo que dirige José Félix Tezanos.

Salir indemne de una crisis de cualquier ámbito resulta complicado. Pero cuatro meses después de que el coronavirus se asentara en España la realidad es que Pedro Sánchez no ha recibido revés alguno por parte de sus votantes. Mientras la oposición ha machacado al PSOE por su gestión, por su tardío plan de acción y su afán por mantener el Estado de Alarma, el presidente del Gobierno se ha mantenido cauteloso y ha logrado sostener a todos sus votantes. Si las elecciones se celebrasen en este momento el PSOE obtendría el 32,4% de los votos.

La diferencia con el PP se elevaría hasta los 13 puntos, lo que supone 2,1 más que hace dos semanas. La encuesta, realizada entre los días 9 y 19 de julio recoge importantes acontecimientos que a priori podrían haber castigado al Gobierno. Por un lado, está el fracaso electoral del PSOE en Galicia (mayoría absoluta de Feijóo) y el País Vasco; por otro los innumerables rebrotes que azotan a España, el país donde más descontrolado está el covid-19.

CASADO NO DA CON LA TECLA

La mejor noticia para Sánchez es que la oposición de Pablo Casado no parece demasiado acertada. El Gobierno fue quien más insistió en la importancia del Estado de Alarma para evitar la propagación del virus. Pese a que la necesidad de turismo puso fin a esa aventura, el PSOE siempre tuvo detrás la negativa de PP y Vox, entre otras formaciones, a mantener dicho sistema implantado en España. Y ahora, para sorpresa y risa de muchos, es Casado quien busca que haya de nuevo un control único en toda España tras vislumbrar los nuevos casos de coronavirus.

El líder del PP ha asegurado que el Gobierno de Pedro Sánchez está “desbordado” y “pasivo” ante una situación preocupante. Además, Casado ha puesto en el foco de la diana al ministro de Sanidad, al que acusa de estar “desaparecido” en este periodo de fuertes rebrotes. Ahora el objetivo del mandatario del PP es negociar con el PSOE una reforma exprés de la Ley Orgánica de Medidas de Salud Pública de 1986, con el objetivo de poner en marcha medidas inmediatas y urgentes de cuarentena. O, dicho de otra forma, aplicar el estado de alarma de una forma que no implique el Gobierno tenga el control absoluto de todo.

La petición de ese mando único ha generado un fuerte revuelo en las redes sociales, principalmente porque PP y Vox insistieron una y otra vez en la inutilidad del Estado de Alarma, aunque sí es cierto que hicieron hincapié en las alternativas que existían. Según la misma encuesta del CIS, Vox sube ligeramente, como Podemos y Ciudadanos, mientras el PP cede terreno (casi dos puntos). El PSOE no solo sale sin daños de los primeros rebrotes, sino que su gestión hasta ahora le ha servido para ganarse la confianza de más votantes.

EL PSOE CONVENCE EN SUS PRIMEROS MESES DE GOBIERNO

Más allá de la comparativa con los últimos quince días, el barómetro del CIS deja claros dos puntos: El PSOE de Pedro Sánchez ha gestionado bien sus primeros meses en el gobierno de coalición (subida de más de cuatro puntos) y el PP no ha conseguido robarle votos a Vox tal y como cabría esperar. El partido de Pablo Casado desciende más de un punto hasta el 19,4% y no aprovecha el descenso de la formación de Abascal, que, si bien en los últimos días ha mantenido la confianza de los suyos, desde 10 de noviembre se deja casi tres puntos tras una dura oposición en plena pandemia.

El ‘marrón’ que le ha tocado comerse a Pedro Sánchez con el covid-19 de momento no le pasaría factura en las urnas. Gran parte de los españoles no consideran que su gestión haya sido mala y aprueban las medidas económicas que se han adoptado para hacer frente a un problema de semejante calado.

Comentarios