La reflexión frente al chalet de Iglesias colgado en las redes: “Si la quemo, no pasa nada”

Las redes están llenas de vídeos reinvindicativos y críticos contra cualquier color político e ideología. Cada día se inundan las redes de ellos, pero hoy vamos a destacar éste donde se ve a una persona reflexionar sobre qué pasaría si quemara una foto de la familia de Iglesias. Y lo hace aparentemente frente a la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero en Galapagar.

La escena parece veraz porque se ve incluso un Guardia Civil custodiando la zona y además esta persona se le ha visto en otros vídeos junto con muchos vecinos de la zona y críticos de estos políticos de Podemos. Ya saben que desde hace tiempo se concentran manifestaciones y caceroladas frente a la casa de los Iglesias, con tanta frecuencia e intensidad que tuvieron que tomar medidas preventivas e incluso legales.

Una curiosa reflexión

En el vídeo se aprecia como el protagonista reflexiona acerca de la permisividad a la hora de quemar efigies y fotos del Rey o de la Familia Real, entre las risas del que parece estar grabando. Explica a cámara que en esos casos “no pasa nada. Es libertad de expresión. No han hecho daño a nadie, sólo han quemado una foto”.

El tono irónico es la tónica de todo el corto vídeo, hasta la parte final donde muestra una foto fotocopiada de Pablo Iglesias e Irene Montero e incluyendo también de voz a sus tres hijos, todo ello con la continua risa de su compañero. “Qué pasaría si hacemos lo mismo con estos dos y sus tres niños”, cortándose el vídeo a continuación.

El vídeo, colgado en Twitter

Como no podía ser de otra forma, el vídeo ha sido colgado para reproducirse en Twitter, y aunque por ahora no tiene muchas visualizaciones, sin duda traerá polémica, muchos comentarios y ser hará viral.

Ya ha habido alguna respuesta de queja y/o misma ironía que la se exhibe en el vídeo.