Teresa Rodríguez

¿Una República Andaluza? Pues sí. Al modo catalán, pero de forma más sutil, la Asamblea Nacional Andaluza proclamó en 2017 la República Virtual Andaluza. Con su gobierno y todo. Su principal apoyo dentro de Andalucía es, precisamente, parte de Adelante Andalucía, formación que, de momento, lidera Teresa Rodríguez hasta que se haga efectivo el nuevo rumbo (o no) de la formación sin su tutulea. ¿Es la República Andaluza el último sueño de Teresa Rodríguez?

Desde luego, sus desencuentros con Pablo Iglesias han sido más que evidentes. Sus buenos resultados electorales en Andalucía, con su pareja José María González ‘Kichi’ como único de los ayuntamientos del cambio que revalidó su mandato, pusieron a este en un brete. Finalmente, se ha impuesto y ambos dirigentes andaluces han abandonado la formación morada. Rodríguez para liderar a los Anticapitalistas, una de las confluencias que forman Adelante Andalucía, y cuyo programa político apoya la autodeterminación andaluza y, por extensión, la declaración de una República Andaluza.

El tema se reavivó cuando Juan Carlos I dejó España, momento en el que el movimiento Izquierda Andalucista, hizo un comunicado en el que pedía no solo la República para España sino para la región andalusí. ¿Está de acuerdo Teresa Rodríguez?

TERESA RODRÍGUEZ, A FAVOR DEL SUEÑO ANDALUCISTA (YA EN 2017)

En plena campaña a la Junta de Andalucía, con la efervecencia del movimiento catalán, la líder de Podemos se alineó, como muchos otros podemitas, con el derecho de autodeterminación de Cataluña, defiendiendo la legitimidad del referéndum del 1 de octubre. En sus múltiples menciones al tema, mostró un particular interés en “exportar a Andalucía el espíritu catalanista”. Según mostraba entonces Teresa Rodríguez, su visión de Andalucía Adelante era el de un partido nacionalista andaluz de izquierdas. Renovado, no del viejo y desaparecido Partido Andalucista.

SOBERANÍA POPULAR ANDALUZA, SÍ; INDEPENDENCIA, NO

En esta misma precampaña regional, Teresa Rodríguez denunció abiertamente que mientras que País Vasco y Cataluña han alcanzado una importante y notoria autonomía, la de Andalucía, que, reivindicó, es una nación histórica como también lo son las reconocidas oficialmente como tal, tiene un margen de autogobierno insuficiente y claramente inferior al de aquellos territorios.

¿Es Teresa Rodríguez una independista andaluza? De momento no, porque no es un debate que esté en la calle -de lo que se infiere que si hubiera un movimiento real de presión, podría cambiar su parecer y ser defensora a ultranza de la nación andaluza-. Sin embargo, a día de hoy, Rodríguez no defiende la independencia de Andalucía pero sí está abierta a “la soberanía popular andaluza”.

¿En qué se traduciría esto? “Competencias políticas, fiscales, en materia energética…Que cada comunidad se dote de sus propias normas y haciendas propias” , enumeró en 2017. Eso sí, para todo lo demás, mejor en una España Confederada, que, curiosamente, se parece mucho a lo que hay actualmente, y más a la idea que defienden los partidarios de la República Andaluza: una gran Iberia que ejerza de padre de las mininaciones históricas como la Andaluza.

TERESA RODRÍGUEZ, ¿HEREDERA DEL PA?

Esta idea no es nueva en Andalucía. Al igual que los partidos catalanistas hoy, o el Partido Regionalista Cántabro y el Bloque Nacionalista Galego, el regionalismo existe en España desde el siglo XIX. Y en Andalucía, desde la Segunda República y los inicios de la Transición, donde, como siempre ha recordado Teresa Rodríguez, a modo de espejo para su formación, el Partido Andalucista fue una organización nacionalista, federalista y progresista, que llegó a ser la quinta fuerza política de España (en el año 2000), con 356.000 votos, 30 alcaldías, 545 concejales en Andalucía, y que en la Transición tuvo grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados (también el en Parlament catalán).

IZQUIERDA ANDALUCISTA, SU PIEDRA EN EL ZAPATO O SU TRAMPOLÍN

¿Ha supuesto el comunicado y la acción de Izquierda Andalucista un revés para los intereses de Teresa Rodríguez? ¿Ha encontrado en esta, aparentemente, descabellada idea, una nueva vía para impulsar a los Anticapitalistas que ahora va a liderar? Las líneas básicas de la República Andaluza que propugnas se parece mucho al concepto de soberanía popular andaluza de Rodríguez. Un modelos político de colaboración, un referéndum, y alcanzar la denominada “democracia real”. No en vano, el propio Kichi, aseguraba que la doble ruptura de él y su pareja con podemos se debe a esto: “hay una oportunidad histórica de construir un sujeto político andaluz”. ¿Se verá la pareja como líderes de la República Andaluza?

Comentarios