Carmen Calvo PSOE

PSOE y Unidas Podemos se reunirán este mismo martes por la mañana, con el objetivo de alcanzar un acuerdo para desencallar la situación de bloqueo en la que se encuentra sumida España después de la investidura fallida de Pedro Sánchez. Ha sido Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, quien ha telefoneado a Pablo Echenique , secretario de Acción de Gobierno de la formación morada, para fijar la reunión.

Calvo no podrá acudir por tanto este martes a Marruecos para preparar la cumbre hispano marroquí de seguridad que se celebrará en Madrid el próximo 26 de septiembre. En su agenda tenía fijado estar allí hasta el miércoles, pero el viaje ha quedado finalmente pospuesto.

Errejón

La irrupción de Más Madrid en la política nacional hundiría a la izquierda

  • La formación de Íñigo Errejón está trabajando para poder presentarse a las elecciones generales de noviembre, en caso de que se celebren.
  • “Me ha llamado la vicepresidenta, Carmen Calvo, para proponernos una reunión mañana por la mañana. Le he dicho que ningún problema por nuestra parte y le he reiterado que seguimos pensando que, si retomamos la negociación donde la dejamos en julio, el acuerdo es cuestión de horas”, ha explicado Echenique en un mensaje en su cuenta de Twitter.

    La vicepresidenta ya había señalado el domingo por la noche, en declaraciones a La Sexta, que estaba dispuesta a ponerse en contacto con Echenique este mismo lunes o martes, si antes ellos no tomaban la iniciativa.

    Según relató, no había habido contacto alguno entre PSOE y Unidas Podemos desde la reunión de los equipos negociadores en el Congreso de los Diputados el jueves por la noche. Calvo reveló que habían sido los morados los que habían pedido un tiempo para la reflexión.

    IGLESIAS TRASLADA LA RESPONSABILIDAD A SÁNCHEZ

    Será el segundo encuentro entre PSOE y Unidas Podemos después de que el pasado jueves se reunieran los equipos negociadores en una primera toma de contacto que no dejó nada positivo. De momento, y a falta de lo que pueda suceder este martes, ambos partidos tienen fijadas sus posiciones: la formación morada exige un gobierno de coalición y los socialistas quieren gobernar en solitario con un acuerdo programático previo.

    Pablo Iglesias tiene claro que no va a ceder más. Antes de la primera sesión de investidura se descartó como miembro de un futuro Gobierno y después accedió a ocupar “menos ministerios de los que proporcionalmente les correspondería”. Iglesias entiende que ahora el paso lo tiene que dar Sánchez y espera que así sea. “Confío en que en el último momento, al igual que en julio, desde el PSOE rectificarán y ofrecerán un Gobierno de coalición”, ha señalado el líder de la formación morada en una entrevista en Rusia Today, antes de conocerse esta reunión en la que el PSOE podría ser más generoso ante la necesidad de entenderse con su ‘socio’ prioritario.

    El líder de Unidas Podemos ha recalcado que si los españoles vuelven a las urnas “será decisión de Sánchez. “Nos hemos movido todo lo que nos podíamos mover. Si van a una repetición electoral faltarán al respeto a los españoles”, ha apuntado. Iglesias cree que ese escenario no será nada beneficioso para ambos partidos, ya que sólo podrían darse dos resultados: un triunfo de la derecha o un reparto de escaños similar al del pasado 28 de abril.

    Iglesias cree que Sánchez tiene que “tomar ejemplo de sus barones” porque ellos no han planteado nada distinto a lo que han hecho en comunidades autónomas como La Rioja, Baleares o Canarias, donde gobiernan en coalición con el PSOE. Este martes puede ser un punto clave para vislumbrar si el PSOE tiene, o no, intención de acatar ese gobierno conjunto para obtener rápidamente el ‘sí’ de la formación morada. 

    Comentarios