El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, reclamará en la Conferencia de Presidentes de este viernes en La Rioja capacidad de gestión de los recursos europeos para las autonomías, “porque no tenemos ingresos, los gastos se han disparado y hay un desfase presupuestario creo que en todos los sitios, en el caso de Cantabria, extremo”.

El jefe del Ejecutivo cántabro se ha preguntado “a ver de qué manera” se van a repartir los “140.000 teóricos millones que van a llegar a España” por parte de la Unión Europea en forma de subvenciones y de créditos, “habida cuenta de que las autonomías representamos el cuarenta y cinco por ciento del gasto total del Estado”.

En declaraciones a los periodistas a su llegada al Monasterio de San Millán de Yuso para participar en la Conferencia de Presidentes, Revilla ha indicado que, además, pedirá al jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, que los ayuntamientos puedan utilizar sus remanentes de tesorería, un dinero que “no les dejan gastar y que es suyo”.

El regionalista también solicitará en la conferencia una mayor capacidad de endeudamiento para poder saldar el año “de una manera más o menos decorosa, sin perjudicar a la gente”. “Porque la situación que se plantea económica es terrible para este año”, ha advertido.

“Nos recurren sentencias que tiene el Gobierno contrarias para ganar a Cantabria fondos”, ha lamentado también Revilla en alusión al recurso de casación formalizado por la Abogacía del Estado contra la sentencia de la Audiencia Nacional que reconoce el derecho de la comunidad autónoma a percibir los 22 millones de euros correspondientes a la financiación de Valdecilla de 2016. Una financiación que también está dispuesto a reclamar hoy “por supuesto, como siempre, pero con poco éxito”, ha apostillado.

Revilla también ha cuestionado la convocatoria en sí, al explicar que ayer, a las 9.30 horas, recibió un “sms con el orden del día” de la Conferencia de Presidentes que no era “muy explícito” porque solo tenía dos puntos, “la pandemia y los fondos europeos”, y que establecía turnos de intervención de cinco minutos. “No me va a dar tiempo ni a saludar, espero que me den algo más”, ha confiado el cántabro.

Finalmente, preguntado por la decisión de última hora del Lehendakari, Iñigo Urkullu, de participar en la cumbre, Revilla lo ha valorado con un escueto “me parece bien”.

Comentarios