Felipe VI

El Rey Felipe IV ha mantenido un papel discreto a lo largo de la pandemia. Sus actos no han sido especialmente mediáticos, y su labor durante los meses anteriores tampoco ha ido más lejos de convencer vía telefónica al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de que enviara a España respiradores a España. Sin embargo, estos últimos días el jefe del Estado ha vuelto a ser protagonista por un gesto polémico. Enmarcado en el conflicto que aún mantiene la Guardia Civil y el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por la purga que el socialista ha realizado en los altos mandos del cuerpo, el Rey ha visto oportuno lucir un pin que muchos creyeron que era un tricornio (especialmente guardias civiles), pero Zarzuela ha desmentido que se tratara de eso y ha aclarado que era una condecoración de la Orden de Rey Carlos III.

Puede parecer un gesto inocente, pero el contexto no lo es tanto. Marlaska ha cesado fulminantemente al que fuera responsable de la Guardia Civil en la Comunidad de Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos. Y tras él, han venido las cabezas políticas de los siguientes en el escalafón del cuerpo: el Director Adjunto Operativo de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, dimitió, y después Marlaska consideró oportuno cesar al número tres del cuerpo, el jefe del Mando de Operaciones de la Guardia Civil, el teniente general Fernando Santafé. Una tormenta que aún no ha escampado.

El Primer Soldado de España lleva nuestro tricornio en la solapa. Hoy, la Casa Real. Gracias Señor. A la orden de VE”, ha comentado la Asociación PRO Guardia Civil. Pero Zarzuela, para evitar que se convirtiera en un problema mayor dentro de este conflicto que mantienen los agentes con Marlaska, ha decidido aclarar que sigue manteniendo un papel imparcial y que el pin no ha sido más que un malentendido.

Pero algunos agentes de la Guardia Civil no han sido los únicos que han interpretado que, efectivamente, se trataba de un tricornio. El diputado de EH Bildu Jon Iñárritu se sintió ofendido de que el Rey hubiera mostrado su apoyo explícito a la Guardia Civil en este pulso. “Que las formaciones de extrema derecha aprovechen el río revuelto es previsible, pero el gesto de ayer de Felipe VI es más q significativo. ¿Qué buscaba con un pin tricornio justo ayer? Los ultras lo tienen claro. Si tanto le gusta la política, q se presente a las elecciones”, aseguró.

También el sindicato de policías Jusapol, o al menos algunas de sus delegaciones territoriales, han interpretado que el pin del Rey era un tricornio y no una insignia de la Orden de Carlos III. “Mientras el gobierno de berzotas, botarates y bucéfalos, intenta desprestigiar la gran labor y profesionalidad de la Guardia Civil e intimidar a una juez, su Majestad el Rey Felipe VI se pone un pin de la Guardia Civil”, ha asegurado Jusapol Euskadi.

Eduardo Garzón

La disparatada y “brillante” solución del hermano de Garzón para salir de la crisis

¿Cómo no se les ha ocurrido antes? El primero economista y luego progresista hermano del ministro de Consumo, Alberto Garzón, tiene la clave para salir de la crisis. Acostumbrados a sus soluciones poco comunes para los problemas económicos, Eduardo Garzón no ha defraudado a sus seguidores y ha propu...

Sin embargo, mal que les pese a algunos, fuentes de la Casa del Rey han aclarado este viernes a Europapress que se trataba del botón de la condecoración de la Real Orden de Carlos III, de la que el Rey es el Gran Maestre y que se otorga a personas destacadas por sus acciones en beneficio de España y la Corona.

Ante la aclaración de la Casa Real, nadie de los que se habían excitado con el pin del Rey ha vuelto a dar señales de apoyo al jefe del Estado. Sin embargo, el hecho de que el monarca no haya querido entrometerse en el conflicto con esta aclaración de Zarzuela ha dejado a algunas asociaciones de guardias civiles con la palabra en la boca.

Comentarios