El Gobierno de La Rioja ha acordado prorrogar las medidas preventivas hasta las 00,00 horas del 29 de octubre, debido a la alta incidencia del coronavirus, ya que la región “no está en una situación óptima”, según ha apuntado la consejera de Salud, Sara Alba.

La también portavoz del Ejecutivo riojano ha dado a conocer está decisión adoptada tras la reunión del Consejo de Gobierno. Las restricciones, hoy prorrogadas, se acordaron el pasado 16 de septiembre, siendo una de las medidas más destacadas limitar a seis personas en las reuniones sociales o familiares.

Alba ha recordado que estas recomendaciones están orientadas a “reducir los contagios en las actividades en las que coinciden agrupaciones de personas, que son las que sabemos suponen mayor riesgo de transmisión de COVID-19”.

La consejera de Salud ha insistido en que “no estamos en una situación óptima, ni lo estaremos mientras no alcancemos una incidencia acumulada de 60 casos por cada 100.000 habitantes, tal y como recomienda Europa, o mientras no podamos distribuir universalmente la vacuna”.

Ha apuntado que “estamos en una pandemia y no podemos relajarnos, sobre todo cuando estemos con otras personas con las que no convivimos”, de ahí que se haga necesario el uso de la mascarilla, así como guardar la distancia de seguridad, y hacer un buen lavado manos.

La portavoz del Gobierno ha asegurado que “no nos gusta tener que tomar estas medidas, pero la situación de la pandemia no nos deja otra opción para proteger a todos los riojanos”, al tiempo que no descartan tomar otras medidas “más duras” en caso de que la evolución sea negativa.

Ha señalado que se cuenta con la colaboración de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para “realizar una vigilancia intensiva de estas medidas, sobre todo, en los entornos considerados de mayor riesgo como espacios cerrados donde concurren muchas personas”.

No obstante, Alba ha apuntado que la situación del COVID-19 en La Rioja “se mantiene estable, con una denominada meseta de la incidencia”, así como ha apuntado que “gran parte de la transmisión se está haciendo en el ámbito domiciliario, y los brotes se están dando, en gran parte, en el ámbito social y familiar”.

La consejera ha hecho un llamamiento a “seguir extremando la prudencia ante el coronavirus”, y “muy especialmente los mayores, porque son los que más duramente padecen las consecuencias de la enfermedad”.

SITUACIÓN EN LOGROÑO Y COLEGIO CALAHORRA

Sobre la acumulación de casos activos en Logroño, Alba ha apuntado que estos datos “se están observando de manera más concreta, y si hay que adoptar medidas más específicas las tomaremos”. Precisamente, sobre la capital riojana ha indicado que “le veremos la cara a las ‘no fiestas’ de San Mateo en 14-16 días”.

Se ha referido, también, a la situación en Rioja Baja que “en términos generales ha mejorado sus datos”, al tiempo que ha apuntado que la tendencia “nos indica que se ha estabilizado y va en descenso”.

Finalmente, en el caso del colegio ‘San Andrés’ de Calahorra, que “está cerrado, de manera preventiva, en estos momentos, dado que se dieron 10 positivos en 6 de las 13 aulas que tiene el centro”. Por ello, a partir de mañana se realizarán pruebas PCR a todos los alumnos del centro.

MEDIDAS PRORROGADAS

– Reuniones sociales: Se limita a 6 personas el número de personas que pueden estar reunidas tanto en espacios públicos como privados, con las excepciones que se especifican en el Acuerdo de Gobierno de 1 de septiembre de 2020, modificado por otro de 7 de septiembre.

– Establecimientos de hostelería, restauración, bares, cafeterías, sociedades gastronómicas o recreativo-culturales: Se garantizará una distancia mínima entre los clientes de mesa o agrupaciones de mesa de 1,5 metros, con un máximo de 6 personas por mesa o agrupación de ellas, tanto en el interior del local como en la terraza.

– Museos, salas de exposiciones, monumentos y otros equipamientos culturales: En aquellos eventos que impliquen concurrencia de varias personas en un mismo espacio, tales como actividades educativas, conferencias, talleres, conciertos y, en general, programas públicos, se limitará la asistencia a grupos de 6 personas, incluido el monitor guía. Se deben establecer las medidas necesarias para mantener la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros y el uso demascarilla.

– Ejercicio físico y deporte al aire libre: El ejercicio físico al aire libre podrá practicarse en grupos de un máximo de 6 personas, respetando las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias, especialmente en relación con el mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal de 1,5 metros cuando no se trate de grupos de connivencia estable y la utilizaciónde mascarillas.

– Actividad cinegética: El grupo de cazadores no podrá superar las 6 personas.

– Pesca recreativa: No estarán permitidos grupos de personas de más de 6 personas.

– Turismo activo y de naturaleza, centros de interpretación y similares: Se permiten las actividades de guía turístico que se concertarán, preferentemente, mediante cita previa y los grupos serán de un máximo de 6 personas.

– Actividades de tiempo libre dirigidas a la población infantil y juvenil: Durante el desarrollo de las actividades se deberá organizar a los participantes en grupos de hasta un máximo de 6 personas, incluido el monitor. Las actividades e interacciones se restringirán a los componentes de cada uno de estos grupos.

Hay excepciones: Estos límites no se aplicarán a personas convivientes y no afectarán a las excepciones que se especifican en el Acuerdo de Gobierno de 1 de septiembre de 2020, modificadas por otro de 7 de septiembre.

– Venta de alcohol: Se prohíbe la venta de alcohol a partir de las 22:00 horas en todo tipo de establecimientos de venta al público, independientemente de la licencia con la que operen, excepto en hostelería, bares, cafeterías y restaurantes.

Además, se establecen las siguientes recomendaciones:

Se recomienda la limitación a la ciudadanía riojana, todo lo posible, de la libre circulación fuera de su respectivo municipio, salvo que tengan que desplazarse por alguno de los siguientes motivos:

a) Asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios y centros de enseñanza obligatoria.

b) Cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales o empresariales.

c) Retorno al lugar de residencia habitual.

d) Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables.

e) Por causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

f) Cualquier otra actividad de análoga naturaleza.

Otras recomendaciones generales:

A las personas que padezcan síntomas compatibles con la COVID-19, la permanencia en sus domicilios y contactar telefónicamente con los servicios de salud.

A las personas mayores o personas con condiciones crónicas con un riesgo adicional de padecer formas graves de COVID-19, la permanencia en el domicilio mientras dure la situación epidemiológica adversa.

Establecer servicios de envío a domicilio u horarios de atención prioritaria a ciertos grupos de edad o personas con determinadas condiciones crónicas de salud, especialmente supermercados y farmacias.

Limitar el número de contactos al mínimo posible, preferiblemente a los grupos de convivencia habitual.

Optar por la opción del teletrabajo, siempre que esté disponible y compatible con el buen funcionamiento de las Organizaciones.