dimisión
Albert Rivera, líder de Cs.

Tras las desafortunadas palabras del presidente en funciones, Pedro Sánchez, el candidato a la presidencia del Gobierno, Albert Rivera, no ha tardado en cargar contra él. El líder de Ciudadanos ha acusado al candidato socialista de “poner en jaque” la confianza en la Fiscalía, y así, la entrega del expresidente Puigdemont huido en Bélgica.

Con el desafío separatista, un patinazo como el de Sánchez nos sale muy caro” porque Puigdemont “lo va aprovechar, va a hacer victimismo por sus palabras, va a desprestigiar el trabajo de fiscales y jueces“, ha declarado. Ha añadido que con sus declaraciones “desafortunadas e irresponsables” sobre el Ministerio Público, pone en peligro la extradición del expresidente.

Así se ha referido a lo que dijo el jefe del Ejecutivo en una entrevista en RNE, donde, para argumentar que el Gobierno está intentando traer de vuelta a España a Puigdemont, señaló que la Fiscalía depende del Gobierno. Esto puede implicar, según el líder de Cs, que el regreso del expresidente catalán se retrase o incluso no se produzca.

Sánchez pretende ser “la Fiscalía, el Tribunal Constitucional, el Supremo, el CIS y TVE”

Rivera ha afirmado que el líder del PSOE ha intentado “manosear y apuntarse el trabajo de los fiscales” y de “tantos funcionarios que se están jugando el tipo por defender la democracia en Cataluña”. A su juicio, ha puesto “en jaque el trabajo de todo un Estado” durante dos años, con algunos de esos funcionarios “amenazados y señalados”, por “un chascarrillo” en una entrevista.

Usted no es el Rey Sol, no es el Estado“, le ha dicho a Sánchez, al que ha reprochado que pretenda ser “la Fiscalía, el Tribunal Constitucional, el Supremo, el CIS y TVE”. “Lo quiere ser todo. Nadie ha degradado la independencia de las instituciones en tan poco tiempo“, ha añadido.

Según Rivera, Sánchez “mete el hocico en todo lo que no debe hacer” y no hace “lo único que debe hacer”, que es, en su opinión, activar el artículo 155 de la Constitución y requerir al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que cumpla la ley. “No lo hace porque es su socio“, ha agregado.

UNA FISCALÍA INDEPENDIENTE DEL GOBIERNO

Rivera ha indicado que volverá a llevar al Congreso su proposición de ley para dar a la Fiscalía “independencia absoluta” respecto al Gobierno. “Yo sí confío en los fiscales y en su autonomía”, ha subrayado, apostando también por reformar el sistema de elección de los vocales del Consejo General del Poder Judicial para despolitizar este órgano.

Por otro lado, ha reiterado la necesidad de modificar el funcionamiento de la orden europea de detención y entrega (euroorden). La entrega o no de una persona requerida por la Justicia de un Estado miembro de la Unión Europea “no puede depender de cómo analiza cada país los delitos” por los que se reclama su entrega.

También ha aludido al caso de la exconsejera de la Generalitat Clara Ponsatí cuya entrega ha sido rechazada por el Gobierno británico al negarse a admitir la euroorden dictada por la Justicia Española. Es “paradójico” que Reino Unido, un país que quiere salir de la UE, “nos diga cómo tenemos que interpretar la euroorden“, ha dicho.

Rivera ha dicho que no solo le preocupa que el mecanismo de la euroorden “no esté claro”, sino también que algunos países “ninguneen” a España y por eso rechacen entregar a personas procesadas por los tribunales. “España tiene que hacerse valer en Europa”, ha defendido.

Comentarios