Ciudadanos Rivera

Albert Rivera ha criticado a Pedro Sánchez por culpar a los votantes de que no se haya producido un acuerdo tras la investidura y ha prometido pactar con el PP tras el 10-N. Eso sí, el líder de Ciudadanos ha descartado la fórmula ‘España Suma’ y la integración de Vox en un futuro gobierno.

Sánchez está “nervioso” y “ha intentado culpar a los españoles” diciéndoles que “votan mal” y a los grupos parlamentarios que “no le entregan sus escaños”, ha declarado Rivera en rueda de prensa en el Congreso, lamentando que el dirigente socialista evite hacer “autocrítica”.

culpan a Sanchez

Las fuerzas políticas culpan a Sánchez de la repetición electoral

Una vez confirmada la imposibilidad de alcanzar un pacto de investidura que facilitara un gobierno, toca asumir el fracaso de los políticos que, incapaces de negociar, han dejado como única salida viable al bloqueo institucional la celebración de nuevas elecciones generales el 10-N. El Rey finalizab...

A su juicio, esto demuestra que el presidente en funciones “no acepta los resultados electorales” y “no ha entendido la democracia parlamentaria” ni el escenario político actual, en el que hay distintos partidos y los ciudadanos “piden diálogo y acuerdo” para que se formen mayorías. “No ha estado a la altura”, ha concluido.

UN CANDIDATO QUE “NO SE REÚNE CON NADIE”

Sánchez se ha convertido en “un escollo” y “un problema para España”, ha advertido el líder de la formación naranja, que entiende que muchos españoles, incluido parte del electorado de izquierdas, estén “cabreados e indignados” por el hecho de que no haya gobierno.

“No entienden que el candidato no se reúna ni acuerde con nadie”, ha manifestado Rivera, explicando que él propuso en el último momento una posible solución –que el PP y Cs se abstuvieran para investir a Sánchez a cambio de varias condiciones– para intentar desbloquear la situación.

Pero Sánchez no solo “no quiere hablar con sus socios”, Unidas Podemos, con quienes ha estado “peleándose” estos meses “por los nombres de los ministros”, sino que “ni siquiera ha escuchado la propuesta sensata, moderada y sincera de los partidos de la oposición”, ha destacado.

SÁNCHEZ “RENUNCIÓ AL CONSTITUCIONALISMO”

Además, considera que al rechazar la oferta de Ciudadanos, el líder del PSOE “renunció al constitucionalismo”, por no querer comprometerse con un Gobierno junto a Navarra Suma en esta comunidad, ni con la futura aplicación del artículo 155 en Cataluña, ni con rechazar posibles indultos a los presos del ‘procés’, ni con evitar una subida de impuestos.

Así las cosas, considera que Cs tiene “la obligación de ofrecer una alternativa” tras las próximas elecciones generales, una opción que represente “el centro y el liberalismo” y que apueste por “reconstruir puentes entre los constitucionalistas”.

Por eso, ha asegurado que si de los comicios del 10 de noviembre surge una mayoría que permita echarlo de la Moncloa, llamará al líder del PP, Pablo Casado, para “negociar políticas, no sillones”, y formar gobierno “en un mes”.

Según ha argumentado, Ciudadanos ya ha demostrado su capacidad de pactar en comunidades autónomas y ayuntamientos, donde ha constituido gobiernos de coalición con el PP.

EXCLUYE A VOX DEL FUTURO GOBIERNO

A la pregunta de si el futuro acuerdo con Casado para gobernar España debería incluir a Vox o no, Rivera ha respondido que “el Gobierno será de Cs y el PP”, como se hizo en la Comunidad de Madrid, Murcia, Castilla y León y Andalucía, que tienen gobiernos “serios y moderados”.

En este sentido, ha señalado que llevarán una propuesta de investidura al Congreso y allí las demás formaciones políticas deberán “elegir si quieren un gobierno de Cs y el PP o si prefieren que gobiernen Sánchez e Iglesias”.

Respecto a la posibilidad de establecer fórmulas de colaboración electoral con el PP como España Suma, el presidente del partido naranja ha vuelto a descartarla y ha reiterado que hay que aunar esfuerzos, pero después de los comicios, para gobernar juntos. Según ha dicho, este mismo argumento se lo trasladó a Casado en la reunión que mantuvieron el pasado lunes en el Congreso.

“Me comprometo aquí a sumar los escaños” con el PP para “ofrecer un gobierno alternativo”, ha manifestado, defendiendo que lo que le gustaría a Sánchez es, precisamente, que el PP y Cs concurrieran juntos a las elecciones para meterlos “a todos en el mismo saco” y poder dividir entre “rojos y azules”.

Por tanto, Rivera ha insistido en que hay que “sumar con inteligencia” y evitar fórmulas que “resten votos”, teniendo en cuenta asimismo que el proyecto “liberal” de Cs es distinto del “conservadurismo” del PP. Y tampoco contempla compartir con el PP las listas al Senado, pues no ve compatible la idea de Cs de “cerrar” esta Cámara con la de los ‘populares’ de “reforzarla”.

Tras sugerir que la idea de España Suma tiene que ver con la “crisis interna” y los “problemas de marca” del PP, Rivera ha subrayado que Ciudadanos “está fuerte y va a ir a las elecciones con toda la fortaleza”. “Vamos a sacar el máximo numero de votos, a derrotar a Sánchez y a sumar”, ha afirmado.

Comentarios