La ministra de Defensa de Francia, Florence Parly, ha asegurado este jueves que España ha decidido “reforzar de manera significativa” su participación en la operación de la Unión Europea en Malí, que actualmente se encuentra paralizada como consecuencia del golpe de estado perpetrado en el país por sus Fuerzas Armadas el pasado mes de agosto.

La titular de Defensa de Francia ha hecho esta afirmación tras una reunión con la ministra Margarita Robles, quien sin embargo ha evitado dar detalles de ese anuncio y se ha limitado a señalar que España se encuentra a la espera de que la Unión Europea decida la reanudación de la operación, centrada en la formación del Ejército local.

“En este momento la situación en Malí está paralizada y estamos pendientes de la decisión de la Unión Europea, que permita que se retome la operación”, ha explicado Robles subrayando el compromiso de España por la paz y en la lucha contra el terrorismo.

Tras su encuentro, ambas han destacado la estrecha colaboración entre Francia y España en asuntos de seguridad y defensa, con el foco puesto en la zona del Sahel. Allí Francia lidera la Operación Barkhane de lucha contra el terrorismo y su ministra ha aprovechado para agradecer el apoyo que prestan las Fuerzas Armadas españolas, que han asumido hasta un tercio de sus operaciones de transporte.

“Quiero celebrar la decisión del Gobierno español de reforzar de manera significativa su participación en EUTM-Malí. La cooperación en el terreno es estrechísima, con un compromiso absoluto y muy sustancial”, ha agradecido Parly.

Aunque no ha dado detalles de este supuesto, Robles ha compartido que la “prioridad” es la lucha contra el terrorismo y considera que la Unión Europea “no puede bajar la guardia” para combatirlo.

UN CUERPO DE SANIDAD MILITAR EUROPEO

Ambas ministras han compartido además su experiencia respecto a la participación de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el coronavirus y la ministra francesa ha tenido ocasión de visitar la base de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en Torrejón de Ardoz.

En este contexto, han coincidido en la necesidad de crear cuerpos de sanidad militar europeos que puedan responder ante situaciones de emergencia o catástrofe como las causadas por el coronavirus.