Inversión

Nunca como ahora ha sido tan sencillo realizar inversiones. Hasta hace un tiempo era necesaria una mínima formación para aprender a invertir, pero el trading algorítmico está cambiando las reglas de juego y está poniendo el trading al alcance de cualquier persona que quiera obtener unos ingresos extra a partir de pequeñas cantidades de dinero generadas por un pequeño ahorro.

Uno de los ejemplos de esta gestión algorítmica automatizada son los denominados roboadvisors. No te asustes por la primera parte de la palabra, se refiere a “robot” y no a que te vayan a sustraer tu dinero. Al contrario, este tipo de herramienta de inversión está revolucionando el mundo de la inversión y muchas personas están consiguiendo altas rentabilidades por su dinero, consiguiendo muy buenos resultados de manera sencilla, automática y segura.

Qué es un robo advisor

Existen una serie de empresas de inversión a las que podemos dirigirnos para que nos gestionen nuestras inversiones, llamados gestores de inversión. Sucede que la evolución tecnológica ha sido tan extraordinaria que actualmente estos gestores se han automatizado mediante softwares informáticos que, gracias a una serie de algoritmos, configura al cliente una cartera de inversión conforme al perfil de cada inversor y la mantiene ajustada permanentemente, sin que haya ningún tipo de intervención humana.

Estos softwares han sido creados por economistas y matemáticos, y se van actualizando y alimentando mediante la supervisión de estos expertos que los han creado. Es decir, que la intervención humana siempre existe, pero en un porcentaje mínimo de supervisión.

Lo que permite esta automatización es un importante ahorro en comisiones, respecto a las tradicionales agencias de gestión de inversión y también son mucho más flexibles en plazos de inversión y también en las cantidades que se pueden destinar en estas inversiones.

Gestores automatizado en España

Esta manera de gestionar las inversiones es relativamente reciente en España, pues los primero roboasesores están presentes desde el año 2014, con la primera propuesta empresarial, Feelcapital, que fue pionera en nuestro país.

A finales de 2015, nacieron en España los dos principales proveedores de roboadvisors de la actualidad, Indexa Capital y Finizens. La primera gestiona ya más de 300 millones de euros en inversiones y ha sido la primera empresa de asesores de inversión robotizados que se ha convertido en rentable para sus creadores. La segunda empresa está experimentando un gran crecimiento, tal vez debido a que se centra en inversiones de mayor cantidad, pues la inversión mínima en Finizens es de 10.000 euros.

Otras empresas de gestión robotizada son Fananbest, InbestMe o otras pertenecientes a grupos de banca tradicional como Openbank (Banco Santander) y Popcoin (que pertenece al Grupo Bankinter). El sector crece y prueba de ello es que donde antes apenas había información al respecto, hoy en día podemos encontrar mucha información específica sobre estos gestores financieros automatizados. Sitios especializados como www.roboadvisors.es u otros muchos que puedes encontrar en Google te facilitan mucho las cosas y te ofrecen toda la información que necesitas para iniciarte en este mundo de la inversión pasiva.

Ventajas de los robo advisors

La ventaja principal es que cualquier persona que tenga un mínimo de 50 euros puede encontrar en este tipo de gestores una buena manera de invertir, sin tener que echar horas en aprender a hacerlo o hacerlo él mismo con las plataformas de trading. Es decir, cualquier persona puede comprometerse a ahorrar poco a poco y ponerlos a trabajar. Y lo cierto es que numerosos estudios han demostrado que esta herramienta de inversión hace crecer al dinero invertido inicialmente en un 95% de los casos. Las comisiones que cobran son mínimas y esto hace que el rendimiento sea muy alto.

No es necesario control alguno por parte del usuario inversor, simplemente hay que abrir una cuenta y empezar a invertir. También es posible crear planes de inversión como plan de pensión, con el ahorro fiscal que ello implica.

Algunas desventajas de los gestores automatizados

Como todo en esta vida, los roboadvisors también tienen alguna desventaja. La principal es que las carteras creadas en base al perfil de usuario no se pueden modificar: los fondos indexados o ETFs que elija serán los que el robo asesor indique.

Además, este tipo de inversiones son a largo plazo. Sí es cierto que, en determinadas ocasiones, las rentabilidades obtenidas han sido muy altas en un corto período de tiempo, pero el inversor debe contemplar esta manera de invertir desde una perspectiva de largo plazo, puesto que están programados con el objetivo de ser rentables en un plazo extenso de tiempo.

Pese a los inconvenientes, lo cierto es que es cada vez mayor el número de personas que invierten de esta manera y ello dice mucho sobre lo fácil que resulta empezar a invertir con un robo asesor. Lo principal es escoger nuestro roboasesor mediante la información que podemos encontrar en internet. Todos son similares pero cada uno aporta algo difernete que puede gustar más a uno u otros inversores. La misma plataforma nos realiza un test para ver nuestro perfil de inversor y nos asigna una cartera que. Una vez todo en orden, tan sólo hay que ingresar el dinero en la cuenta de usuario y el robo advisor comenzará a invertir por nosotros

Comentarios