Rosa Díez, fundadora del partido político Unión, Progreso y Democracia (UPYD), está de vuelta de todo. Alejada de la política desde 2016, poco después de que su formación fracasase estrepitosamente en los comicios de diciembre de 2015, Díez se dedica ahora a repartir estopa y sembrar polémica en plataformas como Twitter. Cuando no es por esos lares, lo hace en espacios reservados como el programa de Carlos Herrera en la Cadena Cope o desde las diversas tribunas periodísticas que los tabloides nacionales le conceden.

La exintegrante del PSOE tiene siempre en su diana a Pablo Iglesias y, por supuesto, el partido de Pedro Sánchez, su preferido a la hora de atizar.

En concreto, ha desarrollado una llamativa simpatía por Vox. Es habitual encontrar, día sí y día también, tuits suyos alabando la importancia del partido y de su líder, Santiago Abascal. Por el contrario, su demonización a la izquierda es constante.

3EL PARTIDO SOCIALISTA, CÓMPLICE DE LA BANDA TERRORISTA ETA

El 30 de mayo, el ministro de Fomento del gobierno de Pedro Sánchez, José Luis Ábalos, declaró en una entrevista a Antena 3 que el partido nacionalista vasco Bildu era “tan inconstitucional como Vox” porque ninguno respeta el “espíritu” de consenso de la Constitución, configurada en forma de “renuncia, de generosidad; buscando siempre el encuentro y no la diferencia”.

Esta afirmación no pareció sentar bien a la cofundadora de la formación magenta, que salió en defensa de Vox ante lo que para ella era una comparación desafortunada. Ofendida, no tuvo ningún reparo en calificar la postura del PSOE, Sánchez y Ábalos de “sin vergüenza”.

Más tarde, en la cátedra que le otorga Carlos Herrera en su programa de la Cadena Cope, Díez continuó arremetiendo contra el PSOE: “Me parece repugnante que desde el PSOE se compare a Vox con Bildu. Es una desgracia que esto lo haga un ministro”.