El presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha pedido este miércoles al presidente de la Generalitat, Quim Torra, pactar con los partidos independentistas la respuesta a su posible inhabilitación por parte del Tribunal Supremo (TS) con el objetivo de “acortar la provisionalidad” del Govern.

“Evitemos 6 u 8 meses de provisionalidad”, ha afirmado en su intervención durante el Debate de Política General en la Cámara catalana, ya que cree que es el tiempo que duraría el periodo de un Govern en funciones si no se convocan elecciones ni se escoge a un nuevo presidente en el caso de que Torra acabe inhabilitado.

Sabrià ha defendido que, en un contexto de crisis provocada por el coronavirus, Cataluña no puede estar mucho tiempo con un Govern en funciones, sin presidente y con sus atribuciones limitadas, por lo que ha exigido consensuar una “respuesta de país” que sirva para preservar las instituciones e iniciar un nuevo camino hacia la independencia con el objetivo próximo de superar el 50% de votos independentistas en las próximas elecciones.

Así, ha urgido a trabajar entre los socios de Govern y la CUP para llegar a un acuerdo, y ha advertido a JxCat de que hacer electoralismo con esta situación sería irresponsable, según él: “No podemos ser electoralistas ni pensar en la reconstrucción de un partido”.

El dirigente de ERC también ha replicado a la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, que el martes dijo que anticiparse a la inhabilitación sería “avalar la represión”.

“Estrategia y planificación para hacer frente a la represión no es avalarla, es combatirla. Dejar que te pasen por encima sin reaccionar sería avalar la represión”, ha afirmado Sabrià.

CRITICA LA “INACCIÓN”

Pese a que ve buena predisposición entre las partes para alcanzar un acuerdo, ha advertido de que el tiempo se está acabando: “¿Qué motivo justifica no tomar decisiones y dejar correr el reloj?”.

El republicano ha concluido su discurso repasando la estrategia de ERC y se ha dirigido a Torra para mostrarle su apoyo ante su posible inhabilitación, pero a la vez exigirle un pacto ante la decisión inminente del Supremo: “Lo que le quieren hacer es inaceptable. Pero no podemos aceptar que por inacción entreguemos la institución a los represores”.

Comentarios