El sacerdote que reenvió los mensajes de Interior declara como testigo en 'Kitchen'
El sacerdote que reenvió los mensajes de Interior declara como testigo en 'Kitchen'

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, que investiga la trama ‘Kitchen’, inicia este jueves una ronda de declaraciones para indagar sobre la operación montada por el comisario jubilado José Manuel Villarejo para obtener la información sensible que guardaba el extesorero del PP Luis Bárcenas sobre el partido. Así, cita a declarar como testigo al sacerdote que reenvió unos mensajes del que fuera ‘número dos’ del Ministerio del Interior Francisco Martínez al comisario Enrique García Castaño.

El titular del Juzgado Central número 6 le llama a declarar en relación a tres ‘whatsapps’ que el exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional Enrique García Castaño mostró y leyó voluntariamente en su declaración judicial como investigado en marzo de 2019.

Según consta en el auto del pasado 30 de septiembre en el que el juez cita a Nieto y otros testigos, así como al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz como investigado para el próximo 30 de octubre, el sacerdote trasladó al comisario unos mensajes en los que Francisco Martínez comentaba que, según le había indicado su abogado, debía “entregar en el juzgado unas actas notariales en las que constan los mensajes recibidos a lo largo de 2013-2014, con instrucciones muy claras y explícitas sobre los supuestos ‘operativos policiales’ de las que trata todo esto (cuya legalidad siempre me pareció clarísima) y que necesariamente conlleva la situación de Jorge y probablemente Rajoy. Desde luego nada más lejos de mi deseo”.

Por ello, el magistrado considera necesario que Nieto, que se encontraba con García Castaño en el momento que éste fue detenido el 11 de julio de 2018 en el marco del caso ‘Tándem’, esclarezca qué sabe de la ‘Operación Kitchen’, “atendida la cercanía con Francisco Martínez y el contenido de los mensajes que reenvió”.

Con esta testifical, el juez quiere “profundizar” en el papel que jugó Martínez, ya que “al parecer y de las diligencias practicadas, éste pudiera haber tenido una posición preeminente en la planificación y puesta en marcha de la operación investigada“. Con este fin, el próximo 26 de octubre también tomará declaración en calidad de testigos al director de Gabinete del exsecretario de Estado de Seguridad, Jorge Sanchís Bordetas, y a su asistente Icíar Castro Álvarez.

Martínez fue el primer cargo político que se imputó, el pasado mes de enero, en la pieza 7 del conocido como caso Villarejo, después de que varios investigados señalaran en sus declaraciones que el exsecretario de Estado tenía conocimiento del operativo policial secreto, sin control judicial y sufragado con fondos reservados, organizado en 2013 para espiar a Bárcenas y su mujer.

Entre ellos, García Castaño aseguró que volcó el contenido sustraído al extesorero del PP de dos móviles en un ordenador portátil adquirido ex profeso para poder mostrar la información a Francisco Martínez.

El ex ‘número dos’ de Interior está citado a declarar el próximo 29 de octubre, un día antes que el exministro Jorge Fernández Díaz, cuya imputación ha sido confirmada por el juez al considerar que hay “indicios que claramente le incriminan”, como que el departamento que dirigía fue “el centro desde el que se desarrolló la misma”.

Además, el juez ha rechazado las alegaciones esgrimidas por Fernández Díaz acerca de que su imputación se basa en conjeturas y justifica su citación en los mensajes que constan en la causa y que se enviaron entre el ministro y su Martínez, cuya autenticidad cuestiona. Se trata de unos textos que fueron guardados por el entonces secretario de Estado de Seguridad, sobre los que incluso levantó acta notarial.