pedro sanchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sigue despreciando día a día a la Comunidad de Madrid. El hecho de que el Ejecutivo no permita a la autonomía de la capital pasar a la fase 1 del plan de desescalada ha perjudicado considerablemente la ya erosionada relación entre la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, y Sánchez. Pero en la última conferencia de presidentes, celebrada este domingo, la tensión se podía cortar con un cuchillo, ya que directamente el líder socialista se ha negado a contestar a cualquier pregunta planteada por Díaz Ayuso.

“¿Quién decide, qué equipo, qué técnicos, que Madrid no pase de fase 0? ¿Por qué la semana pasada no hubo informe del Ministerio y ayer sí? ¿Dónde puedo ver los informes de las demás comunidades autónomas para comprobar que se exigen los mismos requisitos? ¿Por qué nuestro informe lo conoció un medio de comunicación antes que la Consejería de Sanidad? ¿Por qué está dando una imagen de la Sanidad de Madrid tan injusta, como si fuera tercermundista?”. Estas son algunas de las preguntas que Díaz Ayuso ha planteado al presidente del Gobierno, pero éste se ha negado a contestar.

El escándalo es tal que incluso algunos desde la autonomía lo tachan de desprecio absoluto. No solo se ha negado a contestar durante la conferencia de presidentes por qué se han negado a dar el paso a la fase 1, sino que además, mientras Díaz Ayuso preguntaba, el presidente del Gobierno estaba atento a otras cosas.

“¿No ven que nos están arruinando?”, le ha preguntado la presidenta de la Comunidad de Madrid a Sánchez. Y lo mejor que se le ha ocurrido al jefe del Ejecutivo ha sido dar paso a las preguntas de otros presidentes autonómicos, ignorando de lleno a Díaz Ayuso y dejándola con la palabra en la boca.

terrazas bares

¿Qué medidas tomará el Gobierno para la hostelería española? Aún impera el silencio

  • Alemania ha bajado del 19% al 7% el IVA a los hosteleros para paliar la crisis.
  • A tal punto llegó la tensión heredada durante la conferencia que incluso la presidenta de la Comunidad de Madrid acabó rogando a Sánchez que le contestara al menos a una de las muchas preguntas que le habían hecho, pero el presidente prefirió ignorarla para dejar claro que el divorcio entre esta autonomía y el Gobierno central es una realidad que acabará por deteriorar la respuesta conjunta.

    Ya el Gobierno dejó claro cuando anunció el pasado viernes qué comunidades daban el paso a la fase 1 del plan de desescalada que en el caso de la Comunidad de Madrid se había tenido una gran discusión. El PP que rige la capital quiere que la desescalada se lleve a cabo cuanto antes para que la ruina no planee sobre la mayoría de los autónomos y otros madrileños. De hecho, Díaz Ayuso ha postulado desde el primer momento a la Comunidad como candidata para dar el salto de fase a pesar de ser la autonomía más golpeada por la pandemia.

    La tensión entre Díaz Ayuso y Sánchez ha estado presente desde que estalló la pandemia. Ambos se culpan mutuamente de haber realizado una gestión poco eficiente y los reproches han llegado incluso hasta el Congreso de los Diputados, donde Sánchez dejó caer que la gestión de la crisis del coronavirus realizada por la Comunidad de Madrid fue nefasta. Ese cruce de reproches ha llegado a tal punto que ahora desde el PP aseguran que las razones por las que el Ministerio de Sanidad no da el pase a Madrid es por motivos políticos.

    Salvador Illa, ministro de Sanidad, insiste en que Madrid debe reforzar la atención primaria. Y los socialistas no han dejado de afirmar que el hecho de que los hospitales y la sanidad madrileña esté tan deteriorada es por años de recortes protagonizados por el Partido Popular. Aún así, desde el ministerio responsable insisten en que la Comunidad de Madrid no está preparada para dar el pase a la fase 1 y tendrá que esperar, como pronto, para el próximo 25 de mayo.

    Comentarios