El avión que traslada este martes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a Nuakchot, la capital de Mauritania, llevará un cargamento con diez respiradores, medicamentos y un equipo de cinco sanitarios españoles que permanecerán en el país para ayudar a combatir el fuerte impacto del coronavirus.

Según ha informado Moncloa, el equipo médico que viaja con la delegación española, y que está compuesto por tres médicos y dos enfermeros, permanecerá en Mauritania para asesorar a los expertos sanitarios del país hasta el próximo 7 de julio.

En concreto, los cinco sanitarios participarán en una misión sanitaria gracias a la iniciativa que ha impulsado el embajador español en Mauritania, Jesús Santos, quien trasladó la petición de apoyo del país africano a España. Mauritania ha sufrido un duro revés en los últimos días, pasando en una semana de 3 casos a 3.000.

Desde entonces Exteriores, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID); el Ministerio de Sanidad, a través de su Fundación Estatal de Salud, Infancia y Bienestar Social (FCSAI); y la Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (FCOMCI) han trabajado de forma coordinada y conjunta para, en tiempo récord, lograr que un equipo de profesionales sanitarios se desplace al territorio.

“El objetivo de esta misión es trasladar las buenas prácticas y formar, in situ trabajando, a los profesionales sanitarios del sistema mauritano de salud, para que estén capacitados y puedan hacer frente a la Covid-19. Estos médicos tendrán a su disposición toda la logística de la cooperación española y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el desempeño de su labor”, dijo este lunes la coordinadora General de la FCSAI, Marieta Iradier.

Comentarios