anciano

el corte ingles

La empresa de alarmas y videovigilancia Securitas Direct ha sido objeto de multitud de críticas en redes en las últimas semanas, acusada de llamar a personas mayores, e inventarse historias sobre robos o inseguridad en la zona para vender sus alarmas. Esto, además, ocurre a la vez que la fijación de los okupas en la agenda mediática ha avivado todo tipo de debates, siendo el beneficio que obtendrían las empresas de alarmas con esta tensión social uno de ellos.

La usuaria @misscassavetes aseguró públicamente a través de Twitter el pasado miércoles que su padre, de ochenta años, ha estado recibiendo llamadas de Securitas Direct, para mentirle y asustarle con tal de que compre una alarma. No es la única persona que afirma haber sido víctima de esta práctica criminal.

eldiario.es ya publicó en 2017 el resultado de una investigación sobre Securitas Direct, en la que descubrieron que a los trabajadores de la empresa se les instaba a mentir sobre robos en domicilios para conseguir compradores. A los vendedores se les animaba a inventarse historias sobre robos para infundir temor en comunidades.

CRÍTICAS EN REDES

@Lidiuss respondió al tuit antes mencionado diciendo: “A mí también me está acosando @SecuritasDirect desde que nos hemos mudado. Los he puesto de vuelta y media pero siguen insistiendo, ¡ayer hasta a las 10 de la noche! Me dicen que si los okupas y que si mi nueva zona, juas! ¿Hacemos algo?”, sugirió.

Son una pesadilla… Diez llamadas en siete días, y las últimas tres, con una diferencia de 10 minutos entre una y otra. Te hacen perder la corrección, la empatía y la paciencia a la hora de contestarles”, secunda otro usuario. “A mi casa vino un vendehumos de esta compañía a contarme historias sobre varias casas de los alrededores en las que habían robado. Le invité a que fuera a esas casas y no volviera”, respalda otro.

Las empresas de vigilancia pueden ver un filón con la psicosis de la okupación. “ADT, la unidad de negocio residencial de Johnson Controls Building Technologies & Solutions, ha incrementado sus ventas en España entre un 10 y un 15% exclusivamente por el tema de la okupación”, refleja El Español.